diciembre 13, 2019
El tiempo
Política

El pleno aprueba un recorte de 265.000 euros para pagar intereses

Con el voto en contra de IU y la abstención del PSOE ha aprobado el pleno el cambio en el presupuesto en vigor para generar crédito suficiente con que pagar el primer plazo de intereses a los bancos por el plan de ajuste, 265.000 euros de los 500.000 que el consistorio debe pagar este año a los bancos.

Como adelantó Écija Al Día, el Ayuntamiento ha tenido que dar de baja a una serie de partidas presupuestarias para sumar esos 265.000 euros con que empezar a pagar los intereses del plan de pago a proveedores, que llevaba aparejado un plan de recorte presupuestario que fue ratificado por todos los grupos políticos.

“Ahora tenemos la obligación de pagar a los bancos medio millón de euros en intereses de los 19 millones del crédito por el débito a los proveedores”, señala el concejal de Hacienda, Rafael Serrano (PP), que explica que “como no hay ingresos extraordinarios, para que este Ayuntamiento disponga de ese dinero no queda otra cosa que quitarlo de otras partidas de gasto corriente”.

Entre las partidas que se dan de baja destaca una de 80.000 euros de reconocimiento de créditos anteriores y otra por 35.000 para ferias y eventos turísticos. También se recortan 30.000 euros de gastos financieros, 15.000 por estudios y trabajos técnicos, 12.000 de lo presupuestado para la retirada de perros vagabundos y otros 12.000 euros más de la aportación municipal al patronato de Juventud y Deportes. También se da de baja a una partida de 10.000 euros para gastos de promoción turística, otra de 8.000 euros para el Plan Municipal de Igualdad, de 6.000 euros para la gestión del mercado de abastos y a 5.000 euros en dietas.

Todas esas partidas se recortan “por innecesarias”, según Serrano. “Esto es para el primer pago de agosto y vendrá otro tanto para lo que tenemos que pagar en noviembre o diciembre”.

El Gobierno local (PP) ha rechazado una alegación de IU que pedía “no tocar” determinadas partidas y recortar principalmente en el gasto de asignaciones a grupos políticos, una enmienda que el PP entiende “positiva” y que se compromete a negociar entre todos los grupos para el siguiente ajuste, “para que este recoja el acuerdo de reestructuración en el gasto de grupos políticos, porque está claro que hay que recortarlo”, entiende Serrano.