junio 20, 2019
El tiempo
Política

El PSOE llevará a pleno la propuesta de que la iglesia pague el IBI

El grupo socialista en el Ayuntamiento de Écija propondrá al resto de la corporación que la iglesia católica y el resto de religiones paguen el IBI de sus propiedades que no estén dedicadas al culto. El PSOE quiere que se actualice el padrón de inmuebles para que se pueda cobrar este impuesto a inmuebles como pisos o fincas no vinculadas al culto.

El portavoz socialista en el Ayuntamiento ecijano, Fernando Martínez, recuerda que el concordato con la Santa Sede, firmado en 1979, regula las bonificaciones y exenciones fiscales a la iglesia católica, algo que “se ha ido desvirtuando de tal manera que cualquier inmueble recibe ahora una exención del pago de impuestos que no se acordó en su momento”.

Añade Martínez que la contribución es “un impuesto que es municipal, en el sentido de que lo recaudamos los ayuntamientos, y que es una parte importante de los ingresos de los ayuntamientos”. En ese sentido, el PSOE entiende que, liberando a la iglesia de pagar el IBI por sus fincas rurales o urbanas “se priva a los ayuntamientos de recursos que son muy necesarios en tiempos como los que corren, en que los ayuntamientos tenemos que hacer frente a numerosos problemas de los ciudadanos y darles respuesta”.

“Nos parece justo que la iglesia católica y otras confesiones colaboren al sostenimiento de las cargas publicas como lo hace cualquier empresa, familia, cualquier particular, autónomo comerciante o cualquier desempleado, que paga por un local, por su domicilio, por un garaje o por sus tierras”, afirma el portavoz del PSOE.

Martínez pone como ejemplo la iglesia conventual de los Descalzos, en Écija. “Para que se nos entienda, no estamos pidiendo que la iglesia pague por ese templo que se ha saneado con una inversión pública importantísima de más de cinco millones, pero sí, por ejemplo, por los dos pisos que ocupan sacerdotes (en la foto) y que se han pagado también con dinero público, que están en el templo y que no está destinado al culto”, expone.

Apunta el concejal socialista que “en tiempos como estos hay que mirar por los dineros públicos, y el plan municipal de ajuste apunta en esa dirección”, señala, “ya que se trata de que cualquier exención o bonificación fiscal se aplique sólo a entidades o personas que tengan necesidad de ello”.