abril 19, 2019
El tiempo
Política

El PP acusa al PSOE de “abandonar a los ecijanos” al parar las obras del Argamasilla

El PP presentará en el Parlamento de Andalucía una proposición no de ley para reclamar a la Consejería de Medio Ambiente que retome las abandonadas obras de encauzamiento del arroyo Argamasilla y reclama a los diputados socialistas por Sevilla que la apoyen por “valentía y lealtad” con los vecinos de Écija.

“El abandono de las obras del arroyo significa el abandono a los ecijanos”, equipara Carolina González Vigo, portavoz parlamentaria del PP en cuestiones medioambientales, que asegura que “el PSOE tendrá que explicar en Écija por qué abandona a su suerte a sus vecinos paralizando definitivamente unas obras que eran clave, de emergencia y urgencia para el municipio”.

González Vigo rebate la explicación de la Junta de Andalucía sobre la paralización de las obras de desvío del arroyo, que el Gobierno autonómico presentó como una reformulación por cuestiones presupuestarias. “Han tapado las dos bocas del túnel, se han cargado literalmente la Ronda del Ferrocarril y han dejado unos montículos de tierra que esperamos que no provoquen ninguna tragedia posterior, y eso lo ha hecho el gobierno del PSOE y lo tendrá que explicar en Écija [el consejero de Medio Ambiente] Luis Planas”, señala la parlamentaria del PP.

“En 2002 ya se contemplaba el encauzamiento como obra prioritaria”, apunta González Vigo, “y desde 2008 el PSOE en la Junta está mareando la perdiz para no dar soluciones a los problemas”.

“El PSOE pudo evitar las riadas”. Según González Vigo, las obras “tenían que estar terminadas en noviembre de 2010”, un mes antes de las seis inundaciones sufridas por Écija, “con pérdidas millonarias y, sobre todo, la inseguridad de los vecinos”.

“Si la Junta y el PSOE hubieran hecho las cosas como las tenían que hacer se podían haber evitado las inundaciones de 2010”, acusa la parlamentaria popular, que ha terminado pidiendo al PSOE que “ponga pie en pared y tome medidas” y a los socialistas ecijanos que “no sean sumisos al gobierno de la Junta y defienda los intereses de sus vecinos”.