abril 19, 2019
El tiempo
Deportes

Pierden todos los rivales directos

La goleada del Cádiz (4-1) al Lorca Atlético y las derrotas en casa de Caravaca-La Unión (0-1) ante el Villanovense, y del Roquetas (1-2) ante la AD Ceuta permiten al Écija Balompié aferrarse a sus posibilidades de permanencia en la Segunda B.

Cuatro equipos se repartirán dos puestos de descenso. A falta de tres jornadas, el Roquetas es último con 35 puntos, dos menos que el Écija. Pero el cuadro almeriense sumará tres puntos más este fin de semana, por lo que los de Miguel Rivera tendrán que ganar al Betis B si no quieren tener que jugárselo todo en las dos últimas jornadas.

El Écija podría salvarse si suma 43 puntos, por lo que necesita seis de los nueve que todavía faltan por disputar. La salvación la marca ahora el Lorca Atlético, con 39 puntos. El Caravaca-La Unión, con 38, uno más que el Écija Balompié, está actualmente en puesto de promoción.

Los lorquinos juegan esta semana en casa ante un Villanovense que ya no se juega nada. Tampoco tiene presión el Cacereño, que recibe al Caravaca-La Unión. Los dos equipos murcianos se tendrán que enfrentar entre sí en la penúltima jornada, en la que el Roquetas recibe al filial bético y el Écija a la Balona.