junio 17, 2024
El tiempo
Sociedad

Desarrollan un proyecto de agricultura con IA en una finca de Écija

Un proyecto de agricultura con inteligencia artificial para mejorar la producción de cereales se ha llevado a cabo en una finca de Écija, en la que se ha cultivado trigo duro con tecnología de precisión 4.0 aplicada a la agricultura.

Son  un total de 1.200 las toneladas cosechadas en una finca de Écija en la que se ensaya la agricultura de precisión. Es un proyecto pionero que busca introducir las nuevas técnicas vinculadas a la agricultura 4.0: son las técnicas de cultivo del futuro que se están implantando de forma progresiva con proyectos de diferentes empresas, con inversión pública, en la campiña andaluza.

A través de proyectos de I+D del IFAPA (el Instituto de Investigación y Formación Agraria y Pesquera, Alimentación y Producción Ecológica de la Junta de Andalucía) y empresas dedicadas a la elaboración y comercialización de pasta en España, desarrollan una metodología y herramientas aplicadas en la cosecha de trigo duro producida con agricultura de precisión.

La introducción de estas técnicas agrarias, basadas en la tecnología del dato y la inteligencia artificial, permiten hacer cultivos más sostenibles con parámetros de rendimiento mucho más elevados para el agricultor: “Se trata de avanzar en la digitalización, demostrando que la tecnología puede aumentar significativamente el rendimiento, la eficiencia y la calidad de las cosechas, y que el agricultor profesional puede contar con nosotros en esta transformación tecnológica sin precedentes”, asegura la directora técnica de MASUR AGRO, Alba Aguilar.

Junto a Aguilar, el responsable de Trigo de Grupo Gallo, José Chacón, han supervisado el inicio de la cosecha de 2024 en el campo de Écija en el que se ha desarrollado el proyecto. Con la compra de la cosecha de esta campaña “nuestra compañía da un paso más en su apuesta por la sostenibilidad de la cadena alimentaria apoyando a los agricultores que utilizan técnicas innovadoras que contribuyen a que empresas como Gallo puedan seguir aportando valor”.

“Con la agricultura de precisión somos capaces de controlar en todo momento lo que demanda el cultivo, aportándole lo que necesita cuando lo necesita para obtener la máxima calidad”. José Chacón ha explicado que para la siembra de esta cosecha, MASUR Agro ha utilitzado también fertilizantes que reducen las emisiones en sus cultivos: “nuestro objetivo es minimizar el impacto de la huella de carbono en la actividad agrícola para obtener no solamente un trigo de mayor calidad, sinó también más sostenible”.