junio 17, 2024
El tiempo
Sociedad

Cae en Écija parte de una trama dedicada al robo de cables de cobre

La Guardia Civil ha detenido a 36 personas e investiga a otras seis por el robo de 34.215 metros de cable en las provincias de Ávila, Valladolid, Sevilla y Córdoba, que suponen más de 13 toneladas de cable valoradas en dos millones de euros.

La llamada ‘Operación Ascia’ ha permitido desmantelar una red dedicada al robo de cable de cobre que, según la Policía Judicial, localizaba primero “las zonas óptimas donde poder actuar, preferentemente en lugares donde los postes de las líneas telefónicas discurren paralelamente a las carreteras secundarias”.

Una vez inspeccionados los lugares idóneos, contrataban y organizaban personal que distribuían en grupos que, principalmente en horario nocturno, cortaba en las zonas señaladas varios centenares de metros de cables para después trocearlos “en grupos de dos metros aproximadamente para su mejor tratamiento y traslado” a las furgonetas.

Cuando el grupo consideraba que había cogido suficiente material, se dirigía a lugares apartados donde se deshacían de los protectores mediante lo que se denomina “quema de la camisa protectora”, para facilitar la extracción limpia del cable de cobre, y trasladar luego así el material a intermediarios y a chatarrerías ya concertadas. Una vez allí, se compraban y blanqueaban de forma ilegal, de manera que se obtenía beneficio económico fuera de los cauces legales.

Aunque la operación ha partido de Ávila y ha estado centrada en esta provincia, ha tenido ramificaciones en Écija, donde se han producido detenciones, y en las localidades cordobesas de Montoro y La Carlota. El grupo de Córdoba contaba con infraestructura para robar entre 3.700 y 4.000 kilos, que se llevaban a una nave industrial de Écija donde “pelaban y separaban” el cable de cobre.

A los detenidos se les imputan los delitos de robo con fuerza, daño, pertenencia a grupo criminal e incendio forestal.