abril 23, 2024
El tiempo
Cultura

Los Paisajes del Olivar, de los que participa Écija, más cerca de ser Patrimonio Mundial

El expediente de la candidatura a Patrimonio Mundial de los ‘Paisajes del Olivar de Andalucía. Historia milenaria de un mar de olivos’ ha superado la evaluación formal por parte del Centro de Patrimonio Mundial. Écija es una de las catorce zonas que participa en esta candidatura a la Unesco.

El Ministerio de Cultura ha remitido a la Diputación de Jaén – impulsora del proyecto – el documento del Centro de Patrimonio Mundial en el que se indica que la Secretaría del Centro de Patrimonio Mundial ha verificado que la candidatura de los Paisajes del Olivar de Andalucía cumple con la integridad exigida a los expedientes de nominación, según un comunicado de la institución provincial.

Esta primera evaluación ha consistido en una revisión de los aspectos formales y técnicos, sin entrar a valorar si el bien en cuestión posee el Valor Universal Excepcional y demás cuestiones requeridas para su inscripción la Lista del Patrimonio Mundial.

A partir de ahora, comienza la fase de evaluación. Para ello, se ha enviado copia del expediente al Consejo Internacional de Monumentos y Sitios (Icomos). Está previsto que el proceso de evaluación que llevará a cabo este organismo asesor de la Unesco se realice in situ en otoño de 2024, con el objetivo de que pueda debatirse la inscripción de la candidatura en la lista de bienes en la Asamblea General de la Unesco de 2025.

La candidatura ‘Paisajes del Olivar de Andalucía. Historia milenaria de un mar de olivos’ a Patrimonio Mundial pone el foco en un paisaje cultural, agrario, evolutivo y vivo, cuyos valores a conservar tienen que ver precisamente con la continuidad de su productividad y su sostenibilidad económica, ambiental y social. Un paisaje patrimonial que es “el resultado del esfuerzo de muchos agricultores y agricultoras, que han dedicado su vida al cultivo y cuidado de estos árboles que han permitido y permiten el sustento de muchas familias y territorios en Andalucía”, ha puesto de relieve la Diputación.

Este expediente identifica 14 zonas de paisaje cultural, que se han delimitado en función también de la historia de este paisaje. Écija participa como ejemplo del olivar en la época romana, con el argumento patrimonial y el relato histórico de los alfares olearios que jalonaban la ribera del río Genil para el comercio de la Bética romana.

Desde hace años están documentados restos de decenas de antiguos alfares y de almazaras romanas (en la foto, la de Las Delicias, a tres kilómetros de Écija), evidencia de la importancia de la Astigi romana en el comercio de aceite de la Bética, que se destinaba a la ‘annona’ imperial que se distribuía entre la plebe y el ejército romanos.