marzo 2, 2021
El tiempo
La Campana

La Junta cierra perimetralmente La Campana por el aumento de contagios por covid

La Campana es el primer municipio de la comarca de Écija que la Junta de Andalucía cierra perimetralmente en la tercera ola de la pandemia del coronavirus. El municipio campanero está en la lista que publica el BOJA de las localidades que cierran su perímetro a partir de este miércoles 3 de febrero tras superar la barrera de los 500 casos de Covid-19 por cada 100.000 habitantes.

El cierre perimetral afecta a La Campana los próximos catorce días. Hasta el 16 de febrero no se podrá entrar ni salir de la localidad sin justificación. Esas dos semanas están sujetas a la evolución de la pandemia y del índice de contagios en el municipio.

La Campana tenía hasta ayer martes un total de 47 contagios activos y una tasa de contagios de 859,1 por cien mil habitantes, según los datos de las autoridades sanitarias hechos públicos por el alcalde de la localidad, Manuel Fernández Oviedo (Juntos por La Campana), que ha llamado a sus vecinos a “la máxima responsabilidad” para bajar los niveles de contagios.

La mayoría de las personas contagiadas en La Campana son asintomáticas o presentan síntomas leves y su estado de salud no reviste gravedad, según Fernández Oviedo que, no obstante, pide “no bajar la guardia”. “Estamos subiendo muy rápidamente en el numero de contagios que están dándose en nuestro pueblo, y las previsiones para los próximos días no son nada buenas, desde luego”, afirma.

Para ejemplificar la gravedad de la situación, el regidor campanero apunta que “si pasamos de 53 casos activos, además del cierre perimetral tendríamos el cierre de toda actividad no esencial”, ya que La Campana alcanzaría una tasa de contagios de 1.000 por cada 100.000 habitantes.

“Solamente necesitaríamos seis positivos más”, alerta, “con seis contagios más de los que tenemos tendríamos el comercio, la hostelería, los bares… toda la actividad no esencial automáticamente cerrada” por decreto de la Junta de Andalucía. “Esto genera un montón de problemas”, insiste Fernández Oviedo. “Uno sanitario, evidentemente, por el alto número de personas enfermas en nuestro pueblo; y, por supuesto, hay un problema económico, porque si se decreta el cierre de toda actividad no esencial, muchas personas de nuestro pueblo se van a quedar en su casa catorce días con sus negocios cerrados”.

FOTO: Archivo