enero 17, 2021
El tiempo
Política

Visto bueno a la revisión del PGOU que blinda el uso público de los ‘balcones largos’

El emblemático palacio ecijano de Peñaflor ha cambiado su uso y ya es un equipamiento público cultural y turístico. El pleno de la corporación ecijana ha tomado conocimiento de la aprobación definitiva por la Junta de Andalucía de este trámite urbanístico, una permuta de categorías de suelo.

La Consejería de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio ha dado el visto bueno definitivo al modificado 14 del Plan de Ordenación Urbana de Écija (PGOU), una revisión del ordenamiento urbanístico vigente, iniciada en 2016, que supone una modificación sustancial del documento y de la calificación del palacio, afectando igualmente a las parcelas del antiguo Cine Cabrera, en la calle San Francisco.

El objeto de la innovación es trasladar el sistema general SG-100, localizado en el solar del antiguo cine, a las que conforman el palacio de los ‘balcones largos’ y sus casas anejas. En la práctica, ese trámite supone que el Palacio de Peñaflor pasa de tener un uso terciario-hotelero a tener la calificación de cultural y turístico.

“Era necesario liberar el solar del Cabrera, que ya no es municipal y, por la parte que importa al Ayuntamiento, el Palacio de Peñaflor queda afectado de un uso administrativo público en nuestro PGOU”, resume el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez.

Esa calificación es ya “para los restos”, según Gómez, que indica que el uso público de los ‘balcones largos’ queda blindado. “Eliminamos ya todos los fantasmas de que el Palacio de Peñaflor pudiera ser lo que cada equipo de gobierno en un momento dado pudiera decidir. El palacio queda afectado y todos los proyectos que vayan para el mismo tendrán que tener esa consideración de uso público”, afirma.

“Con esta categoría de suelo tendremos vía libre para actuar en nuestro palacio con todos los proyectos y líneas de subvenciones o con fondos propios”, aventura el edil, “y no tendremos cortapisas sobre el uso de un edificio que aun figura como aquel hotel malogrado”.

El modificado 14 del PGOU ha tenido un largo recorrido legal, ya que fue rechazado en primera instancia, en 2018, por la administración autonómica, al entender que, en un primer momento, no se establecía mejora o desarrollo alguno del sistema general de los espacios libres en la proporción que suponía el aumento estimado de población en Écija.