enero 27, 2021
El tiempo
Política

La Junta prevé que el agua vuelva a ser apta para consumo en tres días

El consejero de Salud y Familias, Jesús Aguirre, ha estimado este lunes que en tres días volverá a ser apta para el consumo humano el agua de los 15 municipios sevillanos en los que esta presenta una concentración de benceno superior a los límites normativos permitidos.

Así lo ha indicado Aguirre este lunes tras explicar que posiblemente esta concentración superior a los límites normativos esté causada por “unos filtros contaminados en la cabecera” y ha asegurado que “una vez que conozcamos la causa es cuestión de evitarla” por lo que estima que “en tres días posiblemente” se tengan cifras de “normalidad absoluta”.

Ha indicado que los técnicos están examinando los filtros de carbono activado y ha precisado que dichos filtros están “en la cabecera” por lo que los municipios más cercanos “son los primeros en los que empezó a subir la cifra y ya luego se vio que era algo general”. “Por eso pensamos que son los filtros de carbono activado”, ha apuntado.

En esta situación se encuentran Écija desde el sábado y Arahal, Cañada del Rosal, Morón de la Frontera, El Rubio, Fuentes de Andalucía, Herrera, La Campana, Puebla de Cazalla, Lantejuela, Marinaleda, Osuna y Paradas desde el domingo.

El consejero ha explicado que se debe garantizar que el agua que se consume tiene unas condiciones organolépticas óptimas para el humano y ha indicado que son empresas externas las que proporcionan a la Consejería las cifras. “Cuando alguna está alterada actuamos al momento recabando información y yendo nuestros técnicos a hacer mediciones de agua”, ha informado.

En un primer momento, se apreció un aumento de benceno a 1,5 microgramos, una cifra “que no es grande ni peligrosa para la salud pero que está por encima de los parámetros”, según ha explicado Aguirre, que ha recordado que el jueves se dio orden desde su departamento para que no se empleara el agua para consumo humano en Marchena y La Luisiana “hasta que no llegara por debajo de 1”.

Posteriormente, “se vieron cifras un poquito aumentadas y se hizo demarcación en estos 15 municipios”, pero ha insistido en que espera que en “dos o tres días se normalicen y se levante la cautela”. “Así lo estamos hablando con las empresas externas”, ha indicado.

Preguntado sobre si supone un peligro para la población, el consejero de Salud ha afirmado que “son cifras de calidad” y que en el caso de que la cifra fuese diez veces superior entonces “podría ser nociva para la salud”. “Nosotros tenemos que garantizar la garantía, aunque suba una milésima ya lo damos como no apto para consumo humano”, ha concluido.