septiembre 20, 2019
El tiempo
Política

La Junta concede a Damas-Interbus el servicio de autobuses a Sevilla

La Consejería de Fomento y Vivienda de la Junta de Andalucía ha firmado con la unión temporal de empresas (UTE) Damas-Interbus el contrato de gestión por dos años del transporte regular de viajeros por carretera en las provincias de Cádiz, Málaga y Sevilla, entre ellos la de la línea Écija-Sevilla.

Según ha informado la Consejería en un comunicado, la nueva empresa comenzará a operar estos servicios a principios de junio y serán 55 vehículos y 133 trabajadores los que asumirá esta concesión para atender las rutas en las tres provincias.

En Sevilla Damas-Interbus atenderá las conexiones con Alcalá de Guadaíra, Arahal, Las Cabezas de San Juan, Coria del Río, El Cuervo, Dos Hermanas, Écija, Lebrija, Marchena, Maribáñez (Los Palacios), Los Palacios y Villafranca, Sevilla. Asimismo establece tráficos con la parada La Compañía (Isla Menor) en Isla Mayor, El Tomillar, en Alcalá de Guadaíra; Bellavista y Hospital Virgen de Valme, en Sevilla; y El Torbiscal y Guadalema de los Quintero, en Utrera.

Los vehículos que prestarán este servicio tienen una edad media de 6,5 meses, lunas extratintadas, WIFI y puerto USB en todas las plazas de los vehículos Clase III, plataforma elevadora y plazas disponibles para personas que viajen en silla de ruedas, además de disponibilidad de cuatro plazas específicas para personas con movilidad reducida (PMR), dotadas de pulsador, cinturones de seguridad de dos puntos de anclaje, servicios para larga distancia y transporte gratuito de bicicleta.

En materia de seguridad, los vehículos cuentan con sistema de aviso de cambio involuntario de carril, de control de alcohol en sangre ‘Alcolock’ y de control de aproximación.

Con este contrato, la Consejería de Fomento y Vivienda ha destacado que “quiere dar a los usuarios de estas rutas un servicio público de calidad” y que va a garantizar los puestos de trabajo de la plantilla de la empresa que actualmente opera estas conexiones, ya que la nueva empresa está obligada a la subrogación de todos los empleados.