abril 16, 2021
El tiempo
Sociedad

La plantilla de AquaCampiña se queja de poco apoyo municipal

Los trabajadores de la empresa responsable del suministro y depuración de agua en Écija, AquaCampiña, lamentan la falta de apoyo de la administración local a su reclamación de que la dirección de la empresa aplique el convenio laboral como le obliga una sentencia judicial del pasado mes de mayo.

 

Más de medio año después de que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) dictara esa sentencia dando la razón a las demandas de los trabajadores, AquaCampiña sigue sin cumplirla y ha anunciado un recurso en casación contra el fallo judicial, un movimiento legal del que la abogada de la plantilla asegura no tener noticia.

Raquel Vera, abogada de los empleados de AquaCampiña, se queja de que el Gobierno local (PSOE) no ha intervenido ante la dirección de la empresa para solucionar este conflicto, a pesar de que el alcalde preside el consejo de administración de la misma. En declaraciones a SER Andalucía Centro, Vera asegura que “no ha habido un solo movimiento a favor de una paz social ni a favor de llegar o intentar llegar a un acuerdo satisfactorio para las dos partes”, ni se está cumpliendo la sentencia.

La letrada asegura que no existe comunicación desde la administración local ni desde la dirección o el consejo de administración de AquaCampiña. “Conmigo personalmente no se ha puesto en contacto ninguna administración pública, ningún alcalde ningún presidente de ningún consejo de administración de empresa pública para intentar reconducir el asunto”, afirma, aunque no descarta que haya habido “conversaciones informales con algún trabajador”.

Más allá de ese apoyo personal, no se ha producido desde el Ayuntamiento de Écija ninguna gestión “para mediar o bien propiciar un acercamiento entre las partes, al menos que a mí me conste”, afirma la abogada.

El alcalde astigitano, David García Ostos (PSOE), sí que ha mostrado “el enfado del Ayuntamiento” ante la actuación de la dirección de la empresa tras la sentencia, y ha anunciado que tomará “las acciones que tenga que tomar”, sin descartar medidas legales contra AquaCampiña.

Los trabajadores de esta denuncia que el incumplimiento del convenio laboral desde 2013 ha supuesto recortes en los derechos laborales, en hasta un 40% del salario y un aumento de las jornadas de trabajo, y siguen reclamando que la dirección cumpla la sentencia judicial.