abril 15, 2021
El tiempo
Cultura

Amigos de Écija insiste en la retirada del cableado aéreo

La Asociación Amigos de Écija por la Conservación del Patrimonio ha solicitado de nuevo al consistorio astigitano “que haga cumplir la legislación vigente y que se retire el cableado eléctrico de las torres y palacios de la ciudad”.

Considera esta asociación que el cableado aéreo provoca “un daño visual al conjunto histórico-artístico de Écija”, y pide “la retirada del cableado existente en los distintos monumentos de la ciudad”.

“Es una reivindicación que se lleva haciendo desde hace tiempo, y por eso se vuelve  a solicitar y seguiremos solicitando la retirada del cableado eléctrico de las torres y palacios de nuestra ciudad, que tanto daño visual está haciendo al conjunto histórico-artístico”, enfatiza el colectivo conservacionista en una nota de prensa.

Amigos de Écija apoya su petición al Ayuntamiento de Écija en la Ley 14/2007, de 26 de noviembre, de Patrimonio Histórico de Andalucía, en especial su artículo 19, sobre contaminación visual o perceptiva, que dice que “se entiende por contaminación visual o perceptiva, toda aquella intervención, uso o acción en el bien o su entorno de protección que degrade los valores de un bien inmueble integrante del Patrimonio Histórico y toda interferencia que impida o distorsione su contemplación”.

En marzo de 2015, Amigos de Écija ya denunció “el abuso al que tienen sometido a nuestra ciudad las empresas Endesa y Telefónica”, por el mantenimiento del cableado aéreo y el que cruza fachadas y torres del casco histórico, “un atentado visual contra nuestro conjunto histórico”, para la asociación, que considera ese cableado “una contaminación visual que degrada nuestro entorno patrimonial”.

“Muchas torres y espadañas se ven cruzadas por diferentes cables eléctricos que incumplen la vigente Ley 14/2007 de Patrimonio Histórico de Andalucía”, afirma Amigos de Écija, que asegura que algunos de los cables que estorban la visión del conjunto de torres, espadañas y fachadas señoriales del casco histórico “son cables sin uso, que no sirven y afean el paisaje”.

Amigos de Écija ya pidió en septiembre del año pasado a la compañía eléctrica Endesa la retirada “en la medida de lo posible y buscando otra alternativa” de los cables que cruzan las torres y espadañas de la ciudad, “auténticos atentados visuales” al conjunto histórico artístico ecijano, “uno de los mejores conjuntos barrocos de España” para la asociación.