octubre 21, 2021
El tiempo
Sociedad

Tres órdenes estarían interesadas en el convento de las Marroquíes

Hasta tres órdenes religiosas estarían dispuestas a tomar posesión del convento de la Santísima Trinidad y Purísima Concepción de Écija, popularmente conocido como las Marroquíes. El Arzobispado de Sevilla decidirá cuál de ellas se instala en el claustro.

En el mes de noviembre está previsto que se marchen de Écija las monjas americanas que en la actualidad residen en el convento de las Marroquíes, que ya ha abandonado sor Pilar, la monja concepcionista franciscana que todavía residía en el edificio y que vive ya en Osuna, a donde también se han trasladado los enseres de cocina y la receta del célebre bizcocho marroquí.

El Ayuntamiento de Écija negocia desde hace semanas con el Arzobispado de Sevilla el traslado de una nueva congregación religiosa a las Marroquíes, para que ocupen el templo y este no quede vacío tras la marcha de las monjas que ahora mismo lo habitan.

Además, el pasado 16 de octubre, funcionarios de la Dirección General de Bienes Culturales, organismo adscrito a la Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, estuvieron en el convento de las Marroquíes cotejando el inventario de enseres para comprobar que está íntegro y que ningún bien mueble ha salido del edificio, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) con la categoría de monumento.

En este sentido, la Asociación de Amigos de Écija ha pedido a la Consejería de Cultura de la Junta que tome “las medidas conducentes a la protección y preservación no sólo del convento, sino de sus obras de arte y del famoso bizcocho de las Marroquíes”.

Aunque consciente de que la receta del célebre dulce de monjas es propiedad de la congregación concepcionista franciscana, Amigos de Écija considera los bizcochos marroquíes como “una importantísima y única muestra de nuestro patrimonio inmaterial”, y pide su protección “ante el futuro incierto y la suerte que puedan correr tanto el convento de las concepcionistas franciscanas como sus obras de arte, sus documentos e incluso la receta de los bizcochos”.