enero 19, 2022
El tiempo
Sociedad

Archivan la denuncia por maltrato contra Fernando Reina

El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de Écija ha archivado la causa contra el concejal andalucista Fernando Reina, por presuntos malos tratos, presentada por la ex pareja sentimental del edil. El sobreseimiento se acuerda con el beneplácito de la Fiscalía.

La defensa de Reina pidió el sobreseimiento de la causa alegando que la denuncia respondía en exclusiva “a un ánimo de venganza de la denunciante tras la finalización de una relación sentimental”. La Fiscalía no se ha opuesto al archivo tras considerar que “las diligencias practicadas privaban de veracidad a la denuncia”.

Según el auto, la perpetración del delito de malos tratos “no aparece debidamente justificada” y “el único elemento determinante para sostener la acusación (…) ha sido la declaración de la propia denunciante”, aunque las diligencias y el resto de pruebas practicadas – entre otras, el cotejo de llamadas telefónicas – “privan en gran parte de credibilidad a la denuncia”.

“Las pruebas testificales practicadas refutan en varios extremos el relato fáctico de la denuncia”, señala el auto, que sólo reconoce “la tardía existencia de una situación de desavenencia e incluso de animadversión entre las partes, que no resulta extraña a la inmensa mayoría de las rupturas sentimentales”.

Para Reina, el archivo de la causa pone fin a “77 largos días, muy duros”. “Soy inocente, lo dije aquel día y lo digo habiéndolo demostrado, nadie que me conozca ha dudado de mi inocencia”, enfatiza el edil, que ha asegurado, visiblemente emocionado, que “gracias a mi familia, a mis hijas y mis amigos he podido tirar para adelante”.

El concejal ha pedido al alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP), volver a incorporarse al Gobierno local (PP-PA), como delegado de Comunicación y Cultura, cargo del que fue apartado tras confirmarse su imputación. Además, ha rechazado querellarse contra la denunciante ni tampoco va a pedir una rectificación a la oposición (PSOE e IU) que pidió su dimisión tras ser imputado.

“Allá cada uno con su conciencia, la mía está muy tranquila”, afirma Reina, “quiero mirar para adelante y aprender de lo que me ha pasado para no caer en los mismos errores, pero sí duele mucho que algunos hayan intentado sacar tajada de esta historia sabiendo que era una falacia, como se ha demostrado”.