mayo 16, 2021
El tiempo
Sociedad

Terminan en tiempo récord la limpieza del río Genil

Las obras de limpieza del río Genil en su tramo urbano, entre el puente de la autovía y el mal llamado ‘puente romano’ están terminadas. La empresa adjudicataria, Rosán Demoliciones, ha concluido los trabajos en dos meses y medio, casi la mitad de los cuatro meses inicialmente previstos.

Es “un tiempo récord”, según Alfonso de la Fuente, jefe de obras de la adjudicataria. “Se ha actuado sobre un kilómetro de longitud y una superficie de 25.000  metros cuadrados, y se han extraído 60.000 metros cúbicos de tierra y desbrozado alrededor de 15.000 metros cúbicos, además de abrir un bigonio para permitir desaguar el río en la corta”, explica De la Fuente.

Al haber acortado el plazo de ejecución de la limpieza y desbroce del Genil, el Ayuntamiento y la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG, la administración que financia los cerca de 600.000 euros del presupuesto de las obras), planean llevar a cabo otras dos actuaciones: cambiar la actual estación de aforo a la altura del puente de hierro por otra nueva “para hacer mediciones más exactas del nivel y cauce del río”; y actuar sobre el arroyo del Chaparral, que provoca inundaciones en la pedanía de Isla del Vicario en época de lluvias.

Proteger la ciudad y ganar el río. Para el alcalde de Écija, el popular Ricardo Gil-Toresano, las obras se enmarcan en el doble objetivo del Gobierno local (PP-PA) de “proteger a la ciudad ante las avenidas del río, un compromiso electoral del Partido Popular, y, desde el punto de vista estético, dejar el río en mejores condiciones para su integración en la ciudad y un uso recreativo”.

Las obras permiten ampliar el cauce del Genil a su paso por Écija. Según los responsables de Rosán Demoliciones, el río podrá asumir 60 millones de litros de agua. En su parte más ancha, el río tiene ahora cien metros de anchura, unas cifras que Gil-Toresano entiende que suponen “un salto cualitativo muy importante para garantizar la seguridad de la ciudad, ya que el río tendrá una capacidad mayor y será muy complicado que se pueda desbordar por el casco urbano”.