mayo 18, 2021
El tiempo
Sociedad

La reparación de las VPO de la Ronda de la Paz arranca en agosto

Las obras de la última fase de reparación de las 57 viviendas de protección oficial de la calle Pinichi y la Ronda de la Paz, que fueron entregadas con graves defectos en la cimentación, se iniciarán en agosto y tendrán un plazo de ejecución de cuatro meses y medio, por lo que estarán terminadas para principios del año que viene.

La Junta de Andalucía ha adjudicado la reparación de estos pisos a la empresa Serrot. La nueva reparación supondrá un desembolso adicional de 270.000 euros que se unen a los cerca de 170.000 que la Empresa Pública de Suelo de Andalucía (EPSA) se gastó en la primera fase de reparaciones, que duró cinco meses y finalizó el pasado mes de mayo.

La construcción de estas viviendas costó 2,7 millones de euros. La primera fase de las obras de reparación consistió en el “recalce” de la propia cimentación en los dos bloques, el número dos y el número cuatro, en los se detectó el problema, tras el análisis de la situación que tuvo que hacer una empresa especializada.

Corregir grietas y humedades. Con la nueva fase que se inicia en agosto, se corregirán el resto de patologías derivadas, como las grietas en tabiques y cerramientos y las humedades como consecuencia de la filtración y la condensación.

La Junta cumple así al acuerdo que alcanzó con los adjudicatarios de estas 57 VPO a finales del año 2010, cuando se confirmaron los graves defectos en la construcción de los inmuebles. Entonces, los vecinos cedieron a la EPSA las acciones legales que le pudieran corresponder contra la constructora a cambio de que la empresa pública asumiera la reparación y agilizara así todo el proceso.

Las 57 VPO de la calle Pinichi y la Ronda de la Paz se construyeron entre septiembre de 2003 y abril de 2005. Desde que fueron entregadas, comenzaron a detectarse grietas por los defectos constructivos que la unión temporal de empresas a la que se adjudicó la obra se negó a reparar. La Junta de Andalucía ha asegurado que va a reclamárselo.