diciembre 3, 2021
El tiempo
Política

A vueltas con las obras en el hotel del palacio de Peñaflor

El Ayuntamiento de Écija se ha visto obligado a volver a iniciar el procedimiento para exigir una indemnización por daños y perjuicios en el palacio de Peñaflor a Gespromobys Universitas, la empresa que dejo sin hacer la obra para convertir este monumento nacional ecijano en un hotel de lujo.

El expediente se inició en noviembre de 2008, pero la empresa inició un contencioso contra el acuerdo municipal de resolución del contrato para la obra y contra la incautación de la fianza prestada, en torno a 264.000 euros.

Ese recurso fue desestimado por los tribunales, pero el proceso legal de resolución del contrato y de indemnización por daños caducó. Según el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (PP), Gespromobys “ha ido jugando con los tiempos de notificaciones judiciales, lo que ha conllevado que caduque el plazo del procedimiento”, una circunstancia que ha obligado al pleno a tener que reiniciar el proceso cuatro años después.

Así, la corporación ha vuelto a anular el contrato de obra pública para la rehabilitación del palacio que se firmó con la empresa en noviembre de 2005 “por incumplimiento de sus obligaciones contractuales”. El consistorio pretende así “que la empresa adjudicataria se enfrente de nuevo a este proceso de resolución del contrato y petición de indemnización por daños y perjuicios”, y conseguir “en un futuro a medio plazo recuperar el palacio como futura Casa de la Cultura de Écija”.

Un proceso que se eterniza. Por unanimidad de la anterior corporación se decidió en 2008 la rescisión del contrato con esta empresa, que se adjudicó las obras y la explotación posterior del hotel en noviembre de 2005, cuando su nombre era Villa Turística de Serón (Viturse).

Posteriormente, en noviembre de 2009, el pleno acordó reclamar daños y perjuicios a Gespromobys por haber permitido daños en el palacio de Peñaflor, un edificio catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y decidió incautarse de los 264.000 euros de la fianza entregada por la empresa, al calcular que los daños en el palacio “exceden la fianza depositada por ésta”. Posteriores evaluaciones cifran en más de un millón de euros los daños en el palacio.