mayo 23, 2019
El tiempo
La Luisiana

Picos de La Luisiana con sello de calidad

La empresa Artecasti S.L., de La Luisiana, ha dado el primer paso para la obtención del sello de Calidad Rural Campiña-Alcores. La firma, dedicada a la elaboración de picos artesanos, ha recibido la visita de la empresa auditora de la Marca de Calidad Territorial que le realizará un informe de mejora con medidas correctoras que deberán solventar.

El sello de Calidad Rural Campiña-Alcores se apoya en la valorización de los recursos patrimoniales y naturales como palanca de desarrollo, con la voluntad de generar efectos económicos directos e indirectos en el territorio. En esta visita se ha podido conocer de primera línea sus objetivos, su filosofía de trabajo y su trayectoria.

La empresa Artecasti S.L. nació en el año 1968 de la mano de Francisco Castilla Gordillo, fundador y propulsor de los picos de pan en la zona. El nacimiento de esta empresa no fue casual. En un principio su fundador trabajaba como tabernero y ofrecía sus tapas con unos colines que a él no le gustaban. Por ello, un día decidió ir a la panadería de un amigo y elaborar sus propios picos. La sorpresa de este emprendedor fue la gran aceptación que obtuvo sus colines entre sus clientes.

Así, decidió seguir elaborándolos e ir aumentando cada vez la cantidad. Posteriormente, su hijo siguió con esta tradición pero sin llegar a crear su propia fábrica, pero fue con la tercera generación de artesanos panaderos cuando esto se convirtió en una realidad.

En la actualidad esta empresa está formada por cuatro socios y cuenta con 21 personas trabajando a dos turnos, la gran mayoría mujeres. Hoy en día pueden afirmar que producen unos 1.000 kilos al día. Todo ello, de una forma natural y artesana, ofreciendo un producto hecho a mano.

El sistema de trazabilidad y codificación permite el control de cada materia prima. El sistema de calidad se refleja en una fábrica moderna con sistemas actualizados, un control en la producción final con la realización diaria de análisis, supervisión mensual de sus instalaciones así como la formación continua de su plantilla.

Todo ello les permite ofrecer un producto natural y sano. Además, trabajan con varias marcas blancas y envasan sus productos personalizándolos para eventos como bodas, comuniones, bautizos… sin olvidar, que los envases y embalajes que se emplean son respetuosos con el entorno. Además, colaboran en la gestión y tratamiento de los mismos con el sello Ecoembres.

Ser portadora de la Marca de Calidad Territorial supone para esta empresa el reconocimiento a un producto de prestigio y calidad que mantiene sus materias primas originales y de máxima calidad así como el cuidado de su proceso artesanal.