junio 20, 2019
El tiempo
Política

No hay fondos para continuar las obras de desvío del Argamasilla

Las constructoras Ferrovial y Gea 21, responsables de la construcción del nuevo cauce del arroyo Argamasilla, han retirado a sus trabajadores de estas obras, iniciadas a finales de 2010 y que debían estar a punto de terminar, tras comunicarles la Junta de Andalucía que es necesario aplazar su realización.

El trabajo de encauzamiento de este afluente del río Genil está hecho a la mitad, aunque cuando empezaron las obras se fijó el mes de mayo de 2012 como fecha para su terminación. Ahora, según diversas fuentes, las partidas presupuestarias para seguir con las obras están agotadas y es necesario asignar otras nuevas para poder seguir adelante con una intervención que siempre se ha defendido como fundamental para proteger a la ciudad contra inundaciones como las sufridas en diciembre de 2010.

Las obras de desvío del arroyo Argamasilla tienen un presupuesto de cerca de 30 millones de euros, aportados en su totalidad por la Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía, cuyo titular en la pasada legislatura, José Juan Díaz Trillo, aseguró el pasado mes de febrero que la obra tenía asegurada la financiación porque es “prioritaria para la seguridad de los ciudadanos”.

A pesar de no haber comunicación oficial de la Junta sobre este asunto, el alcalde de Écija, Ricardo Gil-Toresano (PP), ya avisó la pasada semana que la obra “se va a paralizar totalmente a partir del 30 de abril”, y anunció que el Gobierno local tomará “las medidas que tenemos que tomar”.

Desde el gobierno municipal ecijano se quiere ser “leal” con la administración autonómica y esperar al nombramiento del nuevo consejero de Medio Ambiente y su delegado en Sevilla para reclamar la terminación de las obras, “que creemos que deben estar por encima de esos factores”, opina Gil-Toresano.

El alcalde de Écija entiende que existe una diferencia “muy importante” entre la ralentización de las obras o su aplazamiento, sobre todo si se cierra la parte del nuevo cauce que transcurre por un túnel, “porque cuesta mucho trabajo y mucho dinero volver a poner en marcha la tuneladora”, afirma el regidor.