mayo 23, 2022
El tiempo
Semana Santa

VUELVE LA VIDA

Las túnicas de los penitentes se han rescatado de los armarios con esmero y primor, con delicada ternura. La bulla será una multitud ordenada y no confusa, geometría variable del mapa urbano transitada por los vendedores ambulantes entre hileras de viejos cirios encendidos. Veremos por cada esquina de cada calle, a esos acólitos, ejército de luz e incienso, que nos elevan perfumado el espíritu. Escucharemos repiques de campanas, tambores revibrantes, compases de acordes doloridos, oboes de madrugada, asfixiadas cornetas, golondrínicas palillerías y el ronco tronar de la trompetería. Escrutaremos ese terciopelo divino que, como una cascada de azules y dorados, se desparrama detrás de la luz refulgente de un paso de palio.

Advertiremos a modo de salpicaduras de colores a los “revotos” acercarse, por el camino más corto y sin hablar con nadie, desde su casa a la iglesia. Disfrutaremos como chiquillos en una noche de Reyes Magos, cuando nos topemos con una revirá justa, medida, plena, elegante. Los niños volverán a hacer bolas de cera como un proyecto renacido de la primavera. Como fragancia repetida en las letras del poeta. Las flores se quedarán en el aire, de su dolorosa carrera. Mezclaremos el esparto, el costal y la nueva corbata para el Domingo de Ramos. Por todo ello, Écija, nos pide la venia.

Vuelve la vida. Écija estrena Semana Santa.

Fotografías: Nío Gómez

Texto: Javier Fernández Franco