agosto 3, 2020
El tiempo
Sociedad

Tercer puesto en las Olimpiadas Nacionales de Física para un alumno del IES Nicolás Copérnico

Adrián García Ruiz, alumno de 2º de Bachillerato del IES Nicolás Copérnico de Écija, y Matrícula de Honor en su promoción, ha conseguido la medalla de bronce en las pruebas de la 31ª edición de las Olimpiadas Nacionales de Física.

García Ruiz ya había obtenido el tercer puesto en las pruebas de Física de la fase local, lo que lo habilitó para su acceso directo a la fase nacional.

Tras superar las pasadas pruebas de selectividad, Adrián tiene intención de seguir estudios de Matemáticas en la Universidad de Sevilla, según un comunicado del IES Nicolás Copérnico.

Esta es la segunda vez que un escolar del IES Nicolás Copérnico consigue esta importante distinción y reconocimiento. En abril de 2018, una alumna de este centro escolar, Lucía Santiago, se alzó con otra medalla de bronce en la misma fase nacional de Física, que en aquella ocasión tuvo lugar en Valladolid.

Las Olimpiadas Nacionales de Física se celebraron, a pesar de la situación de pandemia, el pasado 17 de julio, organizadas por la Real Sociedad Española de Física. En su 31 edición contó con alrededor de 90 participantes de toda la geografía española, que previamente habían conseguido superar sus respectivas fases regionales.

“Dadas las especiales circunstancias de confinamiento de este año, las pruebas se han llevado a cabo de forma telemática”, explica el centro escolar ecijano en un comunicado. Se realizaron usando Google Meet, con videocámara y micrófono abiertos, en varias sesiones paralelas (“aulas virtuales”) vigiladas por los miembros de la Comisión de las Olimpiadas.

La prueba consistió en tres problemas de Física, con un tiempo de 45 minutos para cada uno de esos problemas, y 15 minutos de pausa entre ellos. Uno de esos problemas consistió en un supuesto experimental, en donde hubo que realizar un tratamiento gráfico y numérico a partir de datos facilitados. Los otros dos versaron sobre campos gravitatorios y campos electromagnéticos.

FOTO: Archivo