octubre 31, 2020
El tiempo
Cultura

Siete alumnas de la SAFA diseñan una aplicación para ayudar con las tareas escolares

Las alumnas de cuarto de Secundaria de las Escuelas Profesionales Sagrada Familia (SAFA) de Écija, Paula Cobos, Mª Valle Granado, Elena Laguna, Elena Márquez, Lucía Márquez, Paloma Requena y Marta Riego, han ganado el concurso autonómico Smart-Day.

Lo han hecho con una herramienta tecnológica que pretende “dar respuesta a las desigualdades sociales intentado reducir la tasa de abandono escolar”, según un comunicado del centro escolar ecijano.

Las alumnas de SAFA diseñaron el prototipo de una herramienta informática que permitirá a los alumnos y alumnas que tuvieran dificultades académicas colgar un problema o tarea de alguna materia o asignatura que no pueden resolver, con el objeto que otros alumnos ofrecieran diferentes soluciones a través de un vídeo tutorial grabado y publicado en el Canal Youtube.

El equipo ganador de SAFA expuso ante el jurado que “la causa principal de las desigualdades sociales está relacionada con la formación y la obtención de una cualificación profesional, y que habría que disminuir la tasa de abandono escolar temprano en España, siendo una de las más altas en Europa”.

Con el objeto de dar respuesta a este problema crearon la idea ‘Teach to Teach’, “una aplicación informática de carácter social que nace con la finalidad mejorar el rendimiento escolar de los alumnos y el índice de alumnos titulados en enseñanzas medias, posibilitándoles adquirir una cualificación profesional y mejorar sus oportunidades para encontrar un empleo de calidad”.

“Existen muchos alumnos y alumnas que tienen dificultades de aprendizaje que no pueden permitirse clases de refuerzo o una academia para reforzar sus conocimientos”, afirman las alumnas ganadoras, que defienden que “con esta idea innovadora el conocimiento podría ser compartido de forma gratuita, basándose en un aprendizaje significativo, guiado y de autoayuda, donde los alumnos son los únicos protagonistas, ya que en la mayorías de las ocasiones los jóvenes con dificultades entienden mejor un problema académico cuando se lo explica un compañero de clase que cuando intentan comprender la explicación del profesor que imparte dicha materia”.