octubre 27, 2021
El tiempo
Sociedad

El alcalde calcula que hay más de 20.000 afectados por la inundación

Unos 20.000 vecinos, prácticamente la mitad de Écija, han resultado afectados en mayor o menor medida por el desbordamiento del Argamasilla, según el Ayuntamiento de Écija, que matiza que todavía tiene pendiente activar el nivel 2 de alerta. El Grupo de Rescate Acuático (GREA) ha llegado a Écija para colaborar en las inundaciones y se esperan refuerzos de bomberos de la Diputación de Sevilla.

“Directa o indirectamente, son unos 20.000 los habitantes afectados”, afirma el alcalde, Ricardo Gil-Toresano (PP), que avisa de que la nueva “amenaza” deriva del crecimiento el río Genil, que ha inundado ya la pedanía de Isla del Vicario y podría hacer lo mismo con el casco urbano de Écija.

Las peores previsiones se han cumplido y las fuertes precipitaciones caídas este martes en Écija han causado una nueva crecida del arroyo Argamasilla, obligando a desalojar tres viviendas como medida de prevención, pues el agua ha alcanzado hasta un metro de altura en varias calles de la ciudad, sobre todo en el centro histórico. Igualmente, han sido desalojados cinco colegios, Astigi, Miguel de Cervantes, Calvo Sotelo, Rodríguez Marín y Santa María Nuestra Señora (el Carmen).

Todos los centros escolares permanecerán cerrados el miércoles por precaución y uno de ellos, el colegio público Blas Infante, va a ser utilizado para atender a los damnificados. Además, piragüistas de Écija están llevando comida a vecinos que han quedado incomunicados en sus domicilios.

En la calle Paloma, efectivos de bomberos han tenido que auxiliar al menos a tres personas que habían quedado incomunicadas, una de ellas una mujer mayor que tenía que ayudarse con muletas, lo que ha dificultado su rescate.

“Esto es imprevisible, seguimos pendientes”, ha manifestado el primer edil, toda vez que el Ayuntamiento recomienda a todos los vecinos y vecinas que tomen las medidas pertinentes en viviendas, vehículos y demás enseres.