julio 23, 2024
El tiempo
Cultura

La guitarra del ecijano Juan Pagés protagonizará una muestra itinerante

La guitarra del ecijano Juan Pagés va a protagonizar una exposición itinerante que empezará en Écija, localidad natal del luthier autor de la valiosa pieza del XVIII comprada por la Junta de Andalucía el pasado mes de junio.

Lo ha anunciado el consejero de Turismo, Cultura y Deporte, Arturo Bernal, al hacer balance de sus dos años de gestión al frente de esta Consejería. Bernal ha explicado que el instrumento comenzará su andadura en Écija y terminará en Cádiz, donde se expondrá una vez finalicen las obras del Museo del Flamenco de Andalucía.

La guitarra de Pagés fue adquirida por la Consejería de Turismo, Cultura y Deporte por 11.376 libras esterlinas – al cambio actual 13.423 euros – en la subasta ‘The Guitar Sale: Antique & Classical Guitars’ celebrada en la firma especializada Gardiner Houlgate (Corshram, Reino Unido).

Se trata de una guitarra española de seis órdenes dobles, atribuida al lutier ecijano Juan Pagés (1742-1821). Construida en Cádiz en 1791, es la primera pieza comprada por la Junta para el Museo de Flamenco de Andalucía, donde pasará a integrar su colección estable, que “contribuirá a la salvaguarda del flamenco como Patrimonio Mundial de Unesco”.

“Se trata de una pieza importantísima y una de las más antiguas que se conservan de este lutier nacido en Écija”, enfatiza el productor musical ecijano Chemi López, que ha documentado la trayectoria de Juan Pagés, guitarrero astigitano “si bien es cierto que vivió en Écija solo veinte años, marchó a Osuna y se instaló definitivamente en Cádiz”.

Según la Junta, las guitarras Pagés “marcan el inicio de la denominada ‘escuela gaditana’ y están consideradas el ‘Stradivarius’ de la guitarra barroca, funcionando como bisagra entre los gremios de violeros dieciochescos y el desarrollo de la guitarra posterior, que llevan finalmente a la guitarra flamenca”.

Esta guitarra española de seis órdenes dobles presenta fondo y aros de ciprés, golpeador con incrustaciones de palisandro en el lado de los agudos, remates del puente con volutas, mástil de cedro, de cabeza grande y ahusada, madera ebonizada y trates de latón. En una etiqueta del fondo figura la inscripción JUAN PAGÉS ME HIZO EN CÁDZ, Año 1791.