octubre 19, 2020
El tiempo
Política

El Ayuntamiento facilitará la ampliación de sus terrazas a los bares ecijanos

El Ayuntamiento de Écija va a flexibilizar la ampliación de terrazas y veladores de bares de la ciudad durante la primera fase de la desescalada del confinamiento por el coronavirus, a partir del próximo lunes, 11 de mayo, algo que ya se está contemplando en algunas otras ciudades.

El concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, reconoce que el de la hostelería es “uno de los sectores que más está sufriendo las consecuencias de esta crisis, porque invita a la reunión de personas, y con las medidas de distanciamiento social, estos establecimientos son los grandes perjudicados”.

En la Fase Uno de la desescalada prevista por el Gobierno de España, que se inicia a partir del 11 de mayo, se establece la posibilidad de abrir las terrazas de los bares hasta en un 50% de su capacidad, y deja a los ayuntamientos la posibilidad de autorizar la instalación de más mesas y más veladores, ampliando la superficie de las terrazas siempre que sea viable.

El Ayuntamiento de Écija se ha ofrecido a analizar caso por caso para poder facilitar, “en la medida de lo posible, que el número de mesas en las terrazas y veladores pueda incrementarse siempre que sea posible en función del espacio, facilitando, por tanto, que los negocios puedan iniciar la recuperación cuanto antes”.

El consistorio ha anunciado que cada hostelero puede presentar, por registro de urbanismo y para su análisis técnico, una propuesta de modificación de su terraza para colocar más mesas, y así “habilitar la posibilidad de que la superficie pueda ser ampliada para que esas medidas no les hagan perder ocupación en mesas”, explica Sergio Gómez.

“La idea que todo el mundo continúe con las mismas mesas siempre que sea posible”, resume el concejal de Gestión del Espacio Urbano, “vamos a hacer un análisis caso a caso para poder flexibilizar la ocupación de la vía pública, ya que las circunstancias son muy distintas entre unos y otros establecimientos y no puede haber una normativa reguladora general porque tenemos terrazas sobre acerados, en parques públicos, en plazas, en plataformas… así que tendremos que ir resolviendo caso a caso que nos trasladen”.

El edil matiza que, evidentemente, las propuestas de los hosteleros “no pueden condicionar el día a día de la ciudad”, ni perjudicar la seguridad de los ciudadanos y siempre respetando todas las normas de seguridad.