octubre 22, 2020
El tiempo
Política

Dragados debe abandonar las obras de la Casa Consistorial esta semana

La multinacional Dragados debe abandonar las obras de la Casa Consistorial de Écija en esta semana. Según el Ayuntamiento ecijano, la Consejería de Fomento de la Junta de Andalucía ha anunciado a la empresa que debe dejar las paralizadas obras de cara al comienzo del nuevo proceso de adjudicación de las mismas.

Estas actuaciones están programadas para esta semana, según el consistorio, que explica que, desde este miércoles, 16 de octubre, la empresa Dragados procederá a retirar las casetas de obra, los andamiajes y otras actuaciones que ordena la Junta de Andalucía en materia de seguridad.

El concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, señala que la valla metálica que rodea el edifico del Ayuntamiento “se ha de retranquear hasta la línea de fachada del edificio, por lo que se recuperará el acerado que se ubicaba en esta zona”. Igual ocurrirá con la valla frente a la biblioteca municipal, que volverá hacia atrás, hasta casi la fachada lateral.

Está previsto que el jueves, desde primera hora de la mañana, se inicie el desmontaje de la grúa torre. Por este motivo, el miércoles se señalizará toda la zona para evitar congestiones de tráfico. Entre los cambios temporales hasta que se retire la grúa están, en palabras de Sergio Gómez, “la imposibilidad de montar terrazas en las zonas próximas al edificio”.

“Tampoco se permitirá el aparcamiento en la Avenida Miguel de Cervantes para ayudar a la maniobrabilidad de los camiones que han de portar la grúa. Asimismo, se espera que  pueda haber molestias e incidencias en cuanto a las horas punta de entrada a colegios y centros de trabajo”, reconoce el concejal, que añade que “el departamento de movilidad del Ayuntamiento velará porque todo esté a punto para evitar problemas importantes”.

Desde el consistorio esperan que todo el material de Dragados esté retirado como muy tarde el próximo lunes. Según el concejal de Gestión del Espacio Urbano, la Junta de Andalucía ha tenido que intervenir ante la empresa, ya que Dragados se había mostrado “reticente a desmontar determinadas estructuras tras la rescisión del contrato” que, una vez retirada la multinacional, deberá salir otra vez a concurso para su nueva adjudicación.