febrero 18, 2019
El tiempo
Política

El Ayuntamiento amplía la oferta de empleo en la policía por cinco jubilaciones

El Ayuntamiento de Écija amplía a nueve plazas de policía municipal las cuatro previstas dentro de la oferta de empleo público (OEP) aprobada con los presupuestos del año pasado. Las cinco nuevas plazas tienen que cubrir otras tantas jubilaciones en la Policía Municipal.

Por tanto serán finalmente nueve las nuevas plazas de agentes municipales que salgan a oferta pública “de manera inmediata”, según el concejal de Presidencia y Seguridad Ciudadana, José Antonio Rodríguez, que apunta que “las bases ya están elaboradas” y una vez se aprueben en junta de gobierno empezará el trámite administrativo para cubrir las nueve plazas.

Al proceso de selección de los nuevos agentes se sumará el período de formación, “muy amplio”, como índica Rodríguez, ya que los policías que aprueben el examen para ingresar en la plantilla de Écija tendrán que pasar por la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA) y tardarán entre seis o nueve meses más en incorporarse, calcula el concejal de Seguridad Ciudadana.

Según esas cuentas, hasta el próximo año no se cubrirían de manera efectiva esas nueve plazas, por tanto, en una plantilla policial falta de efectivos, una cuestión “que está en el candelero” y que supone “un problema”, como reconoce el concejal de Seguridad Ciudadana.

“Efectivamente es un problema acuciante, que están sufriendo todas las administraciones y que fundamentalmente se debe a la falta de previsión de una norma que hace que, en un momento dado, no se permita reponer personas cuando van abandonando por distintos motivos su puesto de trabajo”, señala Rodríguez.

El edil apunta en concreto a la normativa que regula la tasa de reposición de efectivos en la administración pública. “No puedes crear el número de plazas que tú creas oportuno ni en los puestos que tú creas, sino que tiene que estar basado en la eliminación de estas plazas en la relación de puestos de trabajo” del Ayuntamiento.

Además de por la falta de efectivos, la norma actual condiciona los servicios de los cuerpos de seguridad en el sentido de que los plazos tan largos para reponer agentes provocan el aumento de la media de edad de las plantillas. “Más de once años sin sacar plazas de policía municipal hacen que la plantilla vaya envejeciendo”, se queja José Antonio Rodríguez, que aplaude que la norma permita la jubilación anticipado, “lo que nos parece bueno, pero acentúa la falta de personal y, además esos efectivos envejecen, por lo que, o bien se cambia la norma o tendremos problemas importantes para dotarnos de efectivos para hacer un buen servicio”, concluye.