abril 19, 2021
El tiempo
Sociedad

San Gil y Jesús Rosado vuelven a bordar una salida laboral al maltrato

La hermandad del Cristo de la Salud ha renovado por un año más el acuerdo firmado en 2017 con la Fundación La Caixa para formar a mujeres ecijanas víctimas de malos tratos en el taller del bordador Jesús Rosado, que enseñará el oficio y dará una oportunidad laboral a astigitanas que han sufrido maltrato.

A través de su Obra Social, la Fundación La Caixa aporta 15.000 euros a esta tarea. La intención de la hermandad de San Gil y de la Fundación La Caixa es prolongar durante dos años más, hasta cuatro, esta colaboración.

Rosado, un referente en el mundo cofrade, presta su tiempo y su taller para que las mujeres que se acojan a esta iniciativa puedan aprender un oficio que, por lo costoso que resulta, no resulta tampoco fácil de aprender.

No obstante, el bordador ecijano no da importancia a su colaboración en esta iniciativa de la hermandad de la Salud. “Yo soy un mero colaborador, un hacedor más que colabora en este magnífico proyecto a que han tenido llegar estas entidades”, casi se excusa.

“Las tres patas importantes son la hermandad, el Ayuntamiento y La Caixa”, señala Jesús Rosado. La primera ha dado a luz la idea; el segundo seleccionará a las mujeres en exclusión social que puedan participar en la misma, a través del Centro Municipal de Información a la Mujer (CMIM); y la tercera ha puesto (y pondrá en los dos próximos años) el dinero para que se pueda llevar a cabo.

Por este taller de la hermandad de San Gil pasan las mujeres víctimas de malos tratos en ciclos de cuatro, adaptándose a los trabajos que el bordador tiene encargados.

Para el secretario de la hermandad de la Salud, José María Valseca, la iniciativa ha funcionado bien, “de ahí que se renueve un año más. Pero quien puede valorar y agradecer esto es quien recibe esa ayuda”, enfatiza, “porque la verdad es que cuando a una persona realmente le falta el sustento y no sabe cómo salir de una situación difícil agradece mucho que se le dé una oportunidad”.

Para el director de Área de Negocio de La Caixa en Écija, Rubén Rodríguez-Arias, el convenio con la corporación astigitana del Miércoles Santo es “distinto”, porque llega a personas “en situación de exclusión social y con escasa formación a las que ayudamos a buscar formas de incorporarse al mercado laboral”.