agosto 2, 2021
El tiempo
Sociedad

Una nueva orden religiosa podría ocupar las Teresas

El Arzobispado de Sevilla negocia con una orden religiosa para que ocupe el convento de las Teresas, abandonado hace dos años por la comunidad de las carmelitas descalzas tras prácticamente cuatrocientos años ocupando el céntrico claustro de San José.

Según declaraciones del arzobispo de Sevilla, monseñor Juan José Asenjo, recogidas por Diario de Sevilla, el prelado sevillano ha escrito al Instituto Religioso de Iesus Communio para que se trasladen al convento de las Teresas, en Écija, uno de los dos que se han cerrado en la ciudad en los últimos años, junto al de las Marroquíes.

El Instituto Religioso de Iesus Communio es “una orden nueva integrada por 300 monjas jóvenes, la mayoría de ellas universitarias”, según el prelado hispalense, para quien la aparición de esta orden evidencia que, pese a “la crisis aguda” que vive la clausura en España, “hay síntomas de que pueda recuperarse”, de ahí la necesidad de que estas religiosas lleguen a Sevilla.

La comunidad religiosa de las carmelitas descalzas abandonó en marzo de 2015 el Convento de San José, conocido como el de las Teresas, que es el primer edificio de la ciudad que fue declarado monumento nacional.

El abandono del edificio, que ocupaban las monjas carmelitas desde 1640 aproximadamente, ha dejado desde entonces vacío una clausura de excepcional interés arquitectónico, en un palacio de más de 5.600 metros construidos.

La marcha de las monjas de Écija se debió a la imposibilidad de sostener económicamente el inmueble por la continua pérdida de religiosas. “Es una comunidad muy pequeña y pobre, que no puede mantener una casa tan grande con sólo cinco o seis monjas” que “pasan más tiempo ocupándose del mantenimiento del edifico que desarrollando su vocación de vida contemplativa y de oración”, señalaba hace dos años el arcipreste astigitano, Ángel del Marco.