febrero 17, 2019
El tiempo
Sociedad

El Viernes Santo prolonga el idilio cofrade con el buen tiempo

Viernes Santo perfecto. Las hermandades de La Piedad, Jesús Sin Soga y la Sagrada Mortaja, desfilaron por las calles del centro de Écija en una tarde fría en lo climatológico pero bulliciosa de público.

Fue la hermandad de La Piedad la primera en salir, a las siete de la tarde y con el inconfundible estilo que marca la dificultad de la salida de los pasos desde su convento de La Merced.

A las 19.30 horas salían Jesús Sin Soga desde Santa Bárbara y La Mortaja desde el convento de Los Descalzos. Las tres cofradías se turnaron con precisión en su paso por tribuna y su recorrido por la Carrera Oficial; antes de las ocho de la tarde Sin Soga, a partir de las ocho y cuarto La Piedad y La Mortaja a las nueve y media de la noche.

En el capítulo de estrenos, lo más destacable ha sido la nueva saya, el fajín y el pañuelo de Nuestra Señora de la Fe, de Jesús Sin Soga, todas las piezas realizadas y donadas por una hermana de la cofradía de Santa Bárbara.