octubre 24, 2021
El tiempo
Cultura

La hermandad de la patrona cambia juguetes por desayunos

Por segundo verano consecutivo, la hermandad de la Virgen del Valle, patrona de Écija, ha organizado su ‘desayuno solidario’ con niños de la ciudad, en esta ocasión para recoger juguetes que entregar a los más pequeños en las próximas Navidades.

Si el año pasado, la diputación de Caridad de la hermandad cambió desayunos por zapatos, este año ha decidido recoger juguetes para los niños más necesitados de la ciudad entre los pequeños que estos días pasan sus vacaciones en uno de los campamentos de verano del municipio.

Así, voluntarios de la hermandad han invitado a desayunar a los alrededor de 400 niños que asisten a uno de estos campus a cambio de juguetes. Niños de tres a doce años han entregado sus juguetes a cambio de bombones y zumos donados por un supermercado de la ciudad.

“Este año hemos cambiado un poco porque, gracias a Dios, tenemos solucionada la entrega de zapatos para el comienzo del próximo curso escolar”, explica el hermano mayor de la hermandad de la Virgen del Valle, José Luis Mesa, “y queremos que ningún niño se quede sin juguete”.

La hermandad de la patrona tiene previstos otros proyectos similares, según Mesa. “No queremos parar, queremos seguir en la línea de que la caridad sea lo más importante, porque la patrona es alcaldesa y como alcaldesa tiene obligación de estar al lado del pueblo”, enfatiza.

La hermandad de la patrona ecijana atiende a cerca de 300 niños de familias con problemas económicos y a más de 350 familias de Écija con necesidades económicas severas, algunas de las cuales, “no alcanzan los 650 euros por unidad familiar, muchas ni siquiera ese dinero al mes”.