noviembre 28, 2021
El tiempo
Sociedad

Autoescuelas anuncian que se movilizarán por el teórico en Écija

Cerca de un centenar de empresarios de autoescuelas de la zona de Écija se han manifestado este lunes en las puertas de la Dirección General de Tráfico (DGT) en Madrid contra “el agravio y la discriminación” que aseguran que supone para los jóvenes de la zona norte de la provincia de Sevilla el hecho de que “se haya cerrado” el centro de examen teórico de Écija.

Este daba cobertura en Sevilla a 300.000 ciudadanos, y se ha cerrado con “la excusa” de la informatización del examen teórico. En este marco, uno de los responsables de esta marcha, Cristóbal Morales, ha señalado que, aunque el resultado de esta protesta no ha sido el esperado, ya que asegura que desde la DGT se insiste en mantener la “decisión unilateral y sin coherencia” del cierre, continuarán con las movilizaciones.

“Volvemos a Sevilla sin una respuesta afirmativa sobre la reapertura del centro de exámenes por parte de los responsables de la Subdirección de Política Vial, que insisten en que hay hoja de ruta marcada y no nos dan explicaciones coherentes”, afirma.

Así, explica que “le ha tocado” al centro de Écija, aunque hay “un cronograma preparado también para otras provincias”. “Sólo nos dicen que tienen unas directrices marcadas y al menos que haya una decisión de rango superior no se dará dar marcha atrás, por lo que continua el agravio comparativo con otras provincias”, critica. Sin embargo, Morales asegura que llegarán “hasta las últimas consecuencias”, al afectar “de forma importante a nivel profesional y a los ciudadanos”.

Así, insiste en este “agravio comparativo”, una “auténtica barbaridad” tanto para los jóvenes que tienen que “desplazarse cientos de kilómetros hasta la capital para examinarse”, así como para la provincia de Sevilla, que es “la única en toda España que ha sufrido estas consecuencias”.

Por ello, ha criticado que la Dirección General, de forma “totalmente unilateral”, haya decidido cerrar el centro de Écija poniendo “como excusa” la informatización del examen teórico porque de esta forma se está negando el servicio al ciudadano”. En total, recalca, se está perjudicando a “unas 300.000 personas de la zona de Écija, la campiña y la zona norte de la provincia”, porque algunos jóvenes tendrían que desplazarse “más de 150 kilómetros para hacer un examen que dura 30 minutos”.

Morales señala que esto es una “auténtica barbaridad”, porque no se ha actuado “con carácter unitario” a nivel nacional. “Mientras que otras ciudades, como Cádiz o Córdoba, tienen hasta dos y tres puntos de cobertura, Sevilla se ha quedado con uno, lo cual es una incongruencia”, concluye.