noviembre 29, 2021
El tiempo
Sociedad

Fallece en la cárcel el ecijano para el que se pedía el indulto

Pablo Moreno García, el vecino de Écija que llevaba más de ocho años en la prisión de Sevilla II, ha muerto en su celda cuando le quedaban meses para cumplir condena y a pesar de que su familia, muchos ecijanos que firmaron a su favor e incluso el Ayuntamiento ecijano, reclamaban su puesta en libertad por razones humanitarias.

Esa petición fue denegada por las autoridades hasta en cuatro ocasiones a pesar de que Pablo Moreno sufría un cáncer terminal. “Estuvo con nosotros hace unos meses, con un permiso”, rememora su hermano Juan, “y cada vez que ingería líquido lo echaba por la nariz, se tomaba dos ‘paracetamoles’ de un gramo y ni aún así se le calmaban los dolores de cabeza tan grandes que tenía, vomitaba constantemente…”.

Pablo falleció el 4 de junio, con 49 años. Deja viuda, cuatro hijos y ocho nietos. “Se lo encontró muerto otro hermano nuestro, Pedro José, que compartía celda con él, cuando fueron a hacer el recuento; lo llamó pero no le contestó”, se lamenta Juan. Los restos mortales del preso terminal los llevaron al tanatorio de San Jerónimo “para hacerle la autopsia por orden del juez, aunque nosotros nos negamos, y estuvo en el tanatorio cerca de treinta horas”, se queja el hermano de Pablo Moreno.

Según la autopsia, el motivo de la muerte ha sido una insuficiencia respiratoria. “El cáncer de laringe que padecía le llenó de líquido los pulmones”, expone su familiar, “se ha muerto ahogado, asfixiado”. Tras los primeros momentos de dolor, la familia de Pablo Moreno asegura sentirse “estupefacta” y piensa pedir explicaciones a Instituciones Penitenciarias.

“Esto no es normal”, se queja Juan, que quiere que “se abra una investigación”. Con un hermano fallecido, los esfuerzos de la familia se centran ahora en conseguir la excarcelación de Pedro José, de 39 años, el hermano que compartía celda con Pablo y que también está enfermo a consecuencia de su politoxicomanía. Según Juan, a este hermano le corresponden distintos beneficios penitenciarios, “pero no quieren dárselos”.

Con Pedro José parece repetirse la historia de Pablo Moreno. “¿Cómo es que a la Pantoja y a Ortega Cano, que está preso por asesinato, les dejan salir de permiso a los pocos meses y mi hermano se ha muerto en la cárcel aunque le correspondía salir por razones humanitarias?”, denuncia Juan Moreno, que ve “una discriminación, una ley para ricos y famosos y otra para los pobres”.

El hermano del fallecido invoca el artículo 104.4 del Código Penal “que dice que cuando un preso no tiene cura tiene derecho a estar con su familia y pasar con ellos el tiempo que le queda de vida”, y asegura que su familia va a ponerse en contacto con la Dirección General de Instituciones Penitenciarias para denunciar y aclarar “por qué cuando le correspondía por beneficios penitenciarios y por razones humanitarias no se le ha puesto en libertad aunque le amparaba la Ley y se ha dejado morir a mi hermano en prisión”.

FOTO: Cedida