diciembre 5, 2021
El tiempo
Política

Dos funcionarios velarán por que se cumpla el contrato de limpieza

Dos técnicos municipales estarán encargados de hacer un seguimiento del servicio de limpieza y recogida de basuras, para asegurar que se adapta al nuevo pliego de condiciones.

La idea, planteada como enmienda al contrato en la última sesión plenaria del actual mandato municipal, es que dos funcionarios nombrados al efecto supervisen que se cumplen las condiciones del nuevo contrato de recogida de basuras y limpieza viaria.

“Si [los equipos de limpieza] no pasan por una calle o no se limpia una papelera o se incumple lo establecido en el contrato, hay que rebajarle la factura” a la concesionaria, explica el concejal de Urbanismo y Hacienda, Rafael Serrano (PP). “Llevamos controlados los recorridos de las máquinas, y va a poderse visitar en una página web, en la que los vecinos podrán ver cuál es el recorrido del servicio y cuándo van a pasar por una calle”.

Serrano ha propuesto que se nombre “de forma inmediata” a los encargados del seguimiento del servicio, “algo que nos puede ahorrar hasta un 20%” del coste de la recogida de basuras, según el edil popular. “Ahora mismo no hay nadie asignado y, aunque la Concejalía de Personal tiene que verlo, podrían encargarse las dos personas que han controlado el servicio en el contrato”, propone Serrano.

Como ya adelantó Écija Al Día, la corporación municipal ha aprobado declarar como oferta económica más ventajosa para la gestión del servicio de recogida de basuras y limpieza viaria la de la empresa ecijana Ecilimp. Al concurso presentaron ofertas tres empresas, Fomento de  Construcciones y Contratas S.A, Urbaser S.A y Ecilimp S.A, “resultando esta última la adjudicataria de la licitación del servicio”, según el Ayuntamiento de Écija.

“La empresa Fomento Construcciones y Contratas S.A quedó excluida de la contratación, ya que la mesa de contratación consideró la oferta presentada con valores anormales o desproporcionados al no estimar la justificación aportada por la empresa sobre la valoración de la oferta y las condiciones de la misma”, señala una nota municipal, que añade que Urbaser fue excluida “por no alcanzar la puntuación mínima exigida”.

Fuentes municipales explican que Fomento Construcciones y Contratas presentó una rebaja del 14% con respecto al precio de salida, que ha sido considerado como baja temeraria. Finalmente, el precio del contrato de recogida de basuras es de algo menos de 1,85 millones anuales (más de dos millones de euros incluyendo impuestos), lo que “supone un ahorro para el año en curso de más de un millón de euros, ya que este año tenemos una carencia de seis meses de pago, y se estima un ahorro de más de un 10% con respecto al anterior contrato”, enfatiza Serrano.