julio 23, 2024
El tiempo
Fuentes de Andalucía

El fontaniego Sebastián Pérez Gómez recibe el premio Richard H. Driehaus

La Fundación Culturas Constructivas Tradicionales ha entregado en Madrid la octava edición de los premios Richard H. Driehaus de las Artes de la Construcción, que reconocieron la labor del maestro albañil Sebastián Pérez Gómez, de Fuentes de Andalucía, especializado en la talla de ladrillo de barro cocido.

Además, para contribuir a dar continuidad a la labor que desarrollan, el jurado selecciona en cada edición a alguno de los cuatro premiados, a quienes dota de apoyo económico adicional para la formación durante un año de un aprendiz, que recibe también ayuda económica durante su etapa de formación. El jurado también seleccionó para este fin al maestro Sebastián Pérez Gómez.

“En nuestro trabajo todo es manual y eso es lo más bonito del oficio. Para mí, esto no es trabajar, es disfrutar”, afirma el tallista fontaniego. “En este oficio se emplea el ladrillo, el formón y el martillo. Aunque buscamos la perfección y las piezas deben estar hechas a medida, al hacerse de manera manual nunca son iguales. Así es la artesanía, que aporta singularidad a cada pieza”.

Los galardones buscan preservar y fomentar el reconocimiento a los maestros de los oficios tradicionales de la construcción. Se conceden anualmente a cuatro maestros que hayan destacado en la conservación y continuación de las artes tradicionales y están dotados 10.000 euros en cada categoría: trabajos de albañilería y cantería, trabajos de carpintería, acabados y otros trabajos de la construcción tradicional y trabajos del vidrio y el metal.

Sebastián Pérez Gómez comenzó a formarse en el oficio a una edad temprana bajo la tutela de su padre, José Pérez Gamero, conocido como “el Sillero”. Esta formación, basada en la práctica diaria a pie de obra junto a su padre y otros maestros albañiles, le permitió adquirir los conocimientos necesarios para acometer todo tipo de trabajos de albañilería.

Entre los conocimientos adquiridos, Sebastián se sintió especialmente atraído por aquellos relacionados con el arte del tallado de ladrillos de barro, un oficio que captó su interés por su potencial artístico y en el que se ha ido especializando con el paso de los años.

El dominio de esta técnica le ha permitido llevar a cabo un gran número de obras, la mayor parte de ellas en Fuentes de Andalucía, tanto de nueva construcción como de restauración. Es igualmente importante destacar la influencia que en su desarrollo ha tenido el rico entorno construido de su pueblo natal, especialmente las características portadas de ladrillo que jalonan sus calles. Algunas de estas portadas, atribuidas a la renombrada familia de alarifes Ruiz Florindo, son verdaderas obras maestras de la arquitectura tradicional andaluza.

Entre las obras realizadas por Sebastián destacan las numerosas intervenciones realizadas en las fachadas de varias viviendas de Fuentes de Andalucía, donde ha sido el responsable del diseño y la incorporación de elementos ornamentales como pilastras, cornisas, frontones, pinjantes y estípites, todos elaborados con ladrillo de barro cocido tallado.