diciembre 8, 2022
El tiempo
Sociedad

El CMIM atiende a 80 mujeres por problemas relacionados con maltrato

Un total de 80 mujeres han sido atendidas por el Centro Municipal de Información a la Mujer de Écija por problemas derivados de la violencia machista. Se trata de mujeres que se han acercado por primera vez a este centro para solicitar ayuda, según fuentes municipales.

Esa nueva cifra en lo que va de año denota “que las campañas de información hacen su función a la hora de que la víctima [de violencia de género] busque ayuda”, afirma la concejala de Igualdad, Yolanda Díez.

Además del número de consultas nuevas, en el CMIM se han ofrecido datos de las derivaciones que, en lo que va de año, se han llevado a cabo a servicios específicos de atención psicológica en violencia de género. En este caso, han sido cuatro hijos e hijas de mujeres con problema de violencia de género, una adolescente víctima de violencia machista y dos que han sufrido una agresión sexual.

En coordinación con el Consejo Local de la Mujer – que conforman el CMIM y asociaciones de mujeres de la ciudad -, el Ayuntamiento de Écija, a través de la Concejalía de Igualdad organiza en los centros escolares de la ciudad actividades de concienciación en torno a la violencia machista.

Para la concejala de Igualdad, “es muy importante que todos y todas tomemos conciencia de las consecuencias de esta lacra social, por lo que todas las actividades van encaminadas a la concienciación social y el apoyo a las víctimas”.

En los colegios de Primaria se llevaron a cabo el año pasado talleres en siete centros en los que participaron un total de 438 alumnos y alumnas; en Enseñanza Secundaria participaron seis centros escolares y un total de 441 escolares.

Hoy, 25 de noviembre, Día Contra la Violencia hacia las Mujeres, el CMIM tiene previsto guardar un minuto de silencio durante la mañana en memoria de las víctimas, y por la tarde, a partir de las 18.00 horas, la concentración contra la violencia machista con salida desde Plaza de España y el recorrido habitual, tras la lectura de un manifiesto.