mayo 23, 2022
El tiempo
Sociedad

Empresa fotovoltaica sevillana impulsa la plantación en Écija de 300 árboles

Una empresa sevillana de energías renovables ha impulsado una campaña de reforestación en Écija con la plantación de 300 árboles, en el marco de la iniciativa ‘Deja tu huella’, que pretende concienciar a la población acerca de la importancia de la conservación del medio ambiente.

La idea es que cada cliente que contrate una instalación fotovoltaica de autoconsumo, para empresas y/o viviendas, “podrá adoptar a un árbol de los que se vayan a plantar y ponerle nombre, de modo que se sienta más unido a la iniciativa; contaría, además, con un certificado con su denominación y las coordenadas para que pueda visitarlo”, según informa la compañía en un comunicado.

En este sentido, la empresa se hace cargo del coste del árbol, de su plantación y primer riego de mantenimiento, por lo que la reforestación para el Ayuntamiento es “a coste cero”. Al respecto, se elegirán ejemplares autóctonos de la zona, con más de una savia y portes que oscilan de 30 a 70 cm. de altura.

La firma sevillana justifica esta iniciativa, en un espacio cedido por el consistorio astigitano, en la rotonda de circunvalación del hospital de alta resolución de Écija, en el hecho de que con esta acción “se consigue una doble reducción de CO2, la de la planta y la de árboles”. Para ello, pone como ejemplo que una instalación fotovoltaica en una vivienda produce al año 7000 kwh, “lo que evita emitir más de 2.500 kgs de CO2 al año y equivale a plantar 205 árboles”.

La empresa tiene previsto plantar un mínimo de 300 árboles pudiendo llegar al millar de ejemplares en sucesivas campañas, que se realizará en colaboración con Sedella Naturaleza, especializada en la repoblación de bosques.

Entre los objetivos de este proyecto, sus responsables destacan la creación de bosques autóctonos de diferentes especies y edades, “apostando por la biodiversidad y variedad de hábitats”; la potenciación de la diversidad en los usos de los bosques como base de la actividad económica de zonas rurales y la generación de un paisaje diverso, sostenible y rentable para resistir a los impactos futuros como el cambio climático y los incendios.