septiembre 20, 2020
El tiempo
Política Portada

El pleno aprueba medidas de fiscalidad ‘verde’ para rebajar el plazo de pago a proveedores

El Ayuntamiento de Écija ha aprobado adherirse al Fondo de Ordenación del Gobierno central para acceder a una reestructuración de la deuda municipal y rebajar los plazos de pago a proveedores, según el acuerdo votado en pleno.

La medida, según la propuesta votada a favor por todos los partidos de la corporación excepto Ciudadanos y Vox, supone ordenar los pagos pendientes de cobro que acumula el Ayuntamiento de Écija desde mediados de los años 90 del pasado siglo y conseguir liquidez para poder pagar a proveedores.

En concreto, la corporación ecijana ha aprobado adherirse a una línea destinada a los municipios que no puedan refinanciar o novar sus operaciones de crédito en las condiciones legales de prudencia financiera.

Para ello, el Ayuntamiento de Écija ha tenido que presentar un plan de ajuste con medidas de ingresos y gastos que plantea, entre otras cuestiones, modificar para el año 2021 las ordenanzas fiscales que regulan el impuesto sobre vehículos de tracción mecánica para dejar de bonificarlo a vehículos de más de 25 años de antigüedad, que son muy contaminantes, y cobrar a compañías eléctricas, de telefonía, gas y agua por usar el espacio municipal.

Sobre esta cuestión, el Grupo municipal de Podemos Écija se ha felicitado por que se hayan incluido esas medidas de fiscalidad ‘verde’. El portavoz municipal de Podemos, Mario Perea, apunta que es fundamental que el Ayuntamiento de Écija disponga de liquidez económica para pagar a sus proveedores, “pequeñas y medianas empresas y autónomos locales, en su mayoría, que tardan mucho en cobrar sus servicios”.

“Esta medida va a servir para que podamos tener más liquidez y podamos pagar a los proveedores, que son autónomos y pequeñas empresas, muchísimas de ellas de Écija, que suministran al Ayuntamiento, que paga muy tarde y muy mal”, critica Perea, que defiende que “las que de verdad sostienen la economía de Écija son las empresas de aquí, las pymes y los autónomos, y a esa gente hay que pagarles y pagarles cuanto antes”.

Recuerda Perea que el peaje a las eléctricas es una propuesta de Podemos, aprobada por el pleno en enero de 2017. Tanto esta medida como la supresión de la bonificación del sello del coche a los vehículos altamente contaminantes, son medidas que buscan “ir favoreciendo, también con medidas fiscales, la generación de riqueza a partir del uso de energías renovables”, para Podemos.

Según los cálculos de los técnicos municipales, dejar de bonificar a los coches altamente contaminantes – con matices para no gravar a quienes no hayan podido renovar su vehículo – va a suponer un ingreso de 151.000 euros al año a partir del año que viene. Y el peaje a las eléctricas va a permitir ingresar unos 70.000 euros al año, según los técnicos de Hacienda.