octubre 25, 2020
El tiempo
Cultura

El escultor Blasco Rivero expone su Santa Ángela en Santa María

Desde este sábado y hasta el martes próximo, está expuesta al público en la iglesia de Santa María la por el momento última obra del escultor ecijano Blasco Rivero, una imagen de Santa Ángela de la Cruz a tamaño natural, de 165 centímetros.

La imagen estará expuesta hasta el martes 8 de septiembre. Según el autor, es una talla de la santa realizada en madera de cedro real, excepto el busto, que es de barro cocido con ojos de cristal y pestañas de pelo natural.

Blasco Rivero quiere exponer también en la ciudad de Sevilla su talla de Santa Ángela, un encargo particular de una familia de Utrera.

Nacido en Écija hace 37 años, el imaginero ecijano estudió el Bachillerato de Arte antes de entrar de aprendiz con el ceramista Manuel Parejo Conde, con el que permaneció un año, para pasar luego al taller del imaginero Miguel Bejarano.

En 2004 recibe el diploma de honor de la Academia de Bellas Artes de Santa Isabel de Hungría por la obra pictórica ‘Ángel Caído’, lo que le convierte en el artista más joven en conseguirlo, con apenas 21 años.

Además de escultor, Blasco Rivero es pintor y restaurador. Entre sus obras se encuentran las imágenes de San Francisco de Asís (Hermandad de los Negritos, Sevilla), de San Juan Evangelista (Hermandad de la Yedra, Écija), de Nuestro Padre Jesús de las Almas (Ermita de Nuestra Señora del Valle, Écija) o de Nuestra Señora de los Dolores (Orfanato Luz y Vida, Bogotá-Colombia), así como numerosas reproducciones de imágenes sevillanas y restauraciones.