agosto 4, 2020
El tiempo
Sociedad

Colegios e institutos de la comarca ven riesgo de contagio de Covid-19 por la escasez de medios

Las direcciones de once centros educativos de Écija y su comarca se han adherido a un manifiesto en el que advierten del “riesgo evidente de contagio” de coronavirus Covid-19 en el inicio del nuevo curso escolar, dada la “escasez de medios materiales, humanos y técnicos” con los que aplicar las medidas preventivas promovidas por la Consejería de Educación.

Los firmantes son los colegios públicos Andalucía (Cañada Rosal), Calvo Sotelo, Miguel de Cervantes y Pedro Garfias (Écija), el CEIP Bernardo Barco (La Campana), el CEIP Antonio Machado (La Luisiana) y el colegio Genil (Isla Redonda). También se han adherido los IES San Fulgencio (Écija), Alarife Ruiz Florindo (Fuentes de Andalucía), IES La Campana (La Campana) y el IES Pablo de Olavide (La Luisiana).

En el manifiesto, los directores y directoras de estos colegios e institutos de Écija, Fuentes de Andalucía, La Campana, La Luisiana, Cañada Rosal e Isla Redonda, señalan que la instrucción de 6 de julio de la Viceconsejería de Educación sobre cómo afrontar el nuevo curso previniendo la propagación del Covid-19 establece “medidas excepcionales que se exige desarrollar a los centros de enseñanza” pero que “no van acompañadas de los medios materiales, técnicos y humanos necesarios para llevarlas a cabo con garantías”.

La condiciones de distancia social, higiene respiratoria y de manos, ventilación, no aglomeraciones, aislamiento de casos sospechosos o limpieza y desinfección continua de las instalaciones que exige la Junta de Andalucíano se van a poder cumplir con las condiciones que actualmente sufren la mayoría de los centros, ni siquiera con las que se están anunciando por parte de la Consejería, que un mes y medio antes del inicio de curso siguen sin concretarse”, exponen las direcciones de estos centros.

Aluden, en concreto, al compromiso de la Consejería de Educación de contratar 6.300 profesores adicionales, 152 personas de apoyo y refuerzo y unas 1.600 personas más para tareas de limpieza, al objeto de afrontar las contingencias derivadas de las prevenciones promovidas contra la pandemia.

La comunidad educativa en su conjunto va a asumir un riesgo evidente de contagio, dada la imposibilidad de cumplimiento de las medidas“, advierten considerando que tal responsabilidad “no debe ser asumida por las direcciones” de los centros.