julio 9, 2020
El tiempo
Política

Comerciantes del centro rechazan la peatonalización del Salón

La Asociación Comercios Centro Écija (ACCE) ha criticado la peatonalización de la Plaza de España, el Salón, una medida tomada por el Ayuntamiento de Écija y aplicada desde este pasado lunes que, según la asociación, nada tiene que ver con lo propuesto por la misma.

El Gobierno local (PSOE) ha cerrado al tráfico la plaza mayor ecijana a partir de las tres de la tarde, excepto para residentes, una decisión “unilateral”, según ACCE, a pesar de que el equipo de gobierno afirma haber consensuado la medida con esta organización.

En un comunicado, la asociación de comerciantes del centro aclara que “el Ayuntamiento de Écija no ha consensuado nada con esta asociación sobre el cierre al tráfico de la Plaza de España”, y que la peatonalización parcial del Salón “nada tiene que ver con la propuesta de esta asociación, que en ningún momento ha sido aprobada, consensuada ni rechazada por el Ayuntamiento”.

“Es cierto que han existido conversaciones al respecto pero no se había llegado a ningún acuerdo entre las partes”, asegura ACCE, que señala que la única reunión entre ambas partes tuvo lugar el pasado 5 de mayo y en ella “se expusieron algunas medidas que desde la asociación consideramos importantes para la reapertura de negocios y la reactivación de la actividad comercial”.

En esta reunión, ACCE propuso “un corte al tráfico del centro de la ciudad desde el Parque Infantil en la Avenida Miguel de Cervantes, hasta Puerta Cerrada, y en horario de mañana”, con el objetivo de evitar el tráfico en esta zona en los horarios de mayor afluencia de personas.

“En ciudades como Écija, donde las calles del casco histórico son estrechas y la mayoría soportan tráfico, el riesgo para las personas que esperan su turno es añadido, y por esto se propuso un horario de cierre de tráfico por la mañana y que cubriese gran parte del centro de la ciudad”, explica ACCE, que afirma que “el Ayuntamiento no ha cumplido nada” y ha cerrado el Salón al tráfico “de forma unilateral, sin atender ni consensuar nada con los comerciantes a los que representa esta asociación”.