agosto 19, 2019
El tiempo
Sociedad

La producción de cereal superó los 3.000 kilos en Écija la última campaña

La presente campaña agrícola, la producción de cereal en la zona de Écija ha superado los 3.000 kilos por hectárea, por encima de los 2.000 de media en Lebrija o Las Cabezas pero lejos del rendimiento medio de otras zonas de Europa.

Son datos de Asaja-Sevilla, que ha celebrado su XXXI Jornada de Cultivos Herbáceos – en la foto – en la que más de 200 agricultores andaluces han podido informarse de primera mano en Sevilla sobre producciones y mercados nacionales e internacionales para el girasol y el trigo, así como sobre el proyecto LIFE-Agromitica, de mitigación de los efectos del cambio climático en la agricultura.

Así, la preocupación por la falta de precipitaciones y sus repercusiones en el cereal, tanto en el trigo duro como en el blando, así como en el girasol, ha sido el denominador común de esta jornada, organizada con la colaboración de la Fundación Caja Rural del Sur, Syngenta, la Asociación Europea de Agricultura de Conservación-Suelos Vivos (ECAF), Asegasa y Peugeot PSA Retail Sevilla, ha sido inaugurado por el presidente de la Asociación Española de Agricultura de Conservación-Suelos Vivos, Jesús Gil; el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, y el secretario general de Agricultura, Ganadería y Alimentación de la Consejería de Agricultura, Ganadería, Pesca y Desarrollo Sostenible, Vicente Pérez.

En su intervención el presidente de Asaja-Sevilla, Ricardo Serra, ha puesto el acento en los rendimientos tan dispares de la presente campaña de cereal en Andalucía “y en la enorme diferencia entre los rendimientos medios de esta zona y los del resto de Europa, con medias como las de Irlanda, que superan los 9.000 kilogramos por hectárea, lo que obliga a reducir los costes si queremos obtener algo de rentabilidad”, afirma.

El presidente de la Asociación Española de Agricultura de Conservación-Suelos Vivos, Jesús Gil, ha presentado una fotografía de la evolución de la siembra directa en España y en Andalucía. En España este modelo de agricultura ocupa dos millones de hectáreas, el 16% de la superficie agrícola; y en Andalucía tan sólo el 12% de la superficie agraria útil. Por ello, ha demandado un mayor apoyo de las administraciones para incentivar este tipo de agricultura, “que en los últimos 20 años ha dado muestras de sus indudables ventajas económicas y medioambientales”.