octubre 24, 2020
El tiempo
Sociedad

Un vecino de Écija gana en el Tribunal Supremo un juicio por las preferentes

Un vecino de Écija de 70 años ha ganado en el Tribunal Supremo una demanda contra una entidad bancaria con la que suscribió participaciones preferentes que le hicieron perder unos 50.000 euros, los ahorros de toda su vida.

Según el bufete de abogados de Fernando Osuna, que ha llevado este caso, el alto tribunal anula la sentencia previa de la Audiencia Provincial  de Sevilla que iba a favor del banco, que “había asesorado a este vecino y a su esposa para una inversión sin suficiente información y que tenía un riesgo grande”.

La demanda fue rechazada en primera instancia y posteriormente en la Audiencia Provincial. Pero ha sido estimada por el Tribunal Supremo, que afirma que la Audiencia Provincial “infringe las normas aplicables para resolver las cuestiones que son objeto del proceso, y que esa infracción representa una oposición a la doctrina jurisprudencial del Tribunal Supremo”, según el abogado Fernando Osuna.

“Las participaciones preferentes suscritas por los ecijanos habían perdido muchísimo valor, apenas tenían cotización”, relata el abogado, “y el alto tribunal censura al banco por haber confundido al matrimonio ecijano en esa inversión y en la solución dada para recuperar su dinero”.

Explica Fernando Osuna que la entidad bancaria aconsejó al matrimonio suscribir participaciones preferentes, un producto en el que invirtieron 50.000 euros hace cinco años, “los ahorros de toda su vida”. Cuando intentaron retirar el dinero, “les dijeron que iban a perder la mayor parte de lo invertido y les aconsejaron suscribir otro producto para poder salvar de la quema el dinero invertido”, sigue el abogado.

“Era casi peor el remedio que la enfermedad, ya que acabaron por perder todo el dinero invertido”, denuncia Osuna, tras un canje “de las participaciones preferentes por acciones de la entidad bancaria” que “fue impuesto”, según afirma el abogado que queda demostrado.

El Tribunal Supremo sostiene que no fue correcta la actuación bancaria “sobre la confirmación tácita y purificación del contrato bancario con el matrimonio en cuestión”. El daño moral y económico causado “ha sido grande, la mujer del ecijano murió durante el pleito, en 2018”, señala Osuna.