octubre 27, 2020
El tiempo
Sociedad

Un estudiante ecijano, becado por La Caixa para formarse en el extranjero

El ecijano José Ramón Luque Reyes es uno de los once estudiantes andaluces becados por La Caixa para cursar estudios de posgrado en el extranjero. Luque Reyes cursa un máster en Gestión de Datos Agroalimentarios en el Institut Polytechnique UniLaSalle (Francia) gracias a su beca.

Graduado y máster en Ingeniería Agrónoma por la Universidad de Córdoba, este ecijano – en la foto, recibiendo su beca de manos de la Reina Letizia – ha ampliado su formación con estancias académicas en Bulgaria, Chile, Australia y Paraguay, donde realiza un proyecto de investigación en una comunidad rural agroecológica en el ámbito de la cooperación al desarrollo.

“Cuando me enteré que me daban la beca fue una alegría inmensa”, reconoce a Écija Al Día. “En realidad, no me lo creía. Que te paguen absolutamente todo para poder estudiar, investigar y formarte exactamente en lo que quieres y en el sitio que quieres del mundo era como un sueño hecho realidad”, afirma.

Las becas de posgrado de La Caixa pagan la totalidad de los costes de matrícula en la Universidad que elija el becado, los gastos de desplazamiento e instalación, y un salario de 1.400 euros mensuales durante la duración del máster, por un máximo de dos años para sufragar todos tus gastos personales.

Esto hace que el proceso de selección sea tan duro y riguroso, y que las becas gocen de una reputación nacional e internacional tan alta. “Para conseguir la beca me ayudó mucho tener un buen expediente académico”, señala el estudiante ecijano. Sin embargo, no es el único factor que tienen en cuenta para la selección, en la que cuenta mucho también la trayectoria completa del estudiante, el impacto del proyecto académico que se presenta, cómo de ambicioso o novedoso es y el retorno de inversión que pueda generar para la sociedad o la economía española.

En el caso de Luque Reyes, su proyecto aborda un ámbito tan importante y fundamental como el sector agroalimentario. “Mi motivación y proyecto de beca se centraba de lleno en la modernización y digitalización de todo este sector, tan importante además en nuestra zona”, señala, y defiende su idea, basada en aplicar la generación de datos y la capacidad computacional al sector agrícola.

“Combinar todos los datos posibles, desde distintos inputs (sensores, satélites, drones, máquinas, agricultor, clima…) para entender más científicamente qué ocurre en las explotaciones (agricultura de precisión digital), reducir la incertidumbre de la agricultura al máximo posible, crear modelos de predicción que nos ayuden a anticipar acciones (con Big Data, Inteligencia Artificial y Machine Learning) y optimizar así el trabajo desde un punto de vista productivo, económico y medioambiental”, detalla.

El joven ecijano no escatima detalles para plantear desde su experiencia “un nuevo modelo de agricultura, concienciada con el medio ambiente y capaz de hacer frente a los desafíos de superpoblación y de calidad y seguridad alimentaria, donde se controlen terrenos, cultivos, labores y variables meteorológicas a través del móvil, y donde la toma de decisiones sea mucho más rigurosa y basada en datos”.

“Además, una agricultura mucho más atractiva a los jóvenes, solucionando así uno de los problemas al que nos estamos enfrentando, el relevo generacional”, apunta, y reconoce que “a veces me siento un poco iluso de todo esto, pero sueño con llegar algún día a algo así a nivel global. Una agricultura inteligente, que sea rentable y sostenible. La llamada Agricultura 4.0 o Smart Farming”.

José Ramón Luque Reyes, estudiante en el Colegio Santa María Nuestra Señora, en el Carmen, y que cursó bachiller en el IES San Fulgencio, con Matrícula de Honor, se considera afortunado. “Debo mucho a los valores que me ha inculcado toda mi familia, al cariño de mis amigos y, por supuesto, a la formación que he recibido tanto en el colegio e instituto como en la Universidad”, concluye.