octubre 23, 2019
El tiempo
Sociedad

Colocan por primera vez en Écija la bandera arcoíris en edificios públicos

La bandera arcoíris ondea desde ayer y durante todo el fin de semana en el Ayuntamiento de Écija, en el Palacio de Benamejí y en la Casa de la Juventud, tres edificios públicos de la ciudad que se suman de este modo a la celebración del Día del Orgullo LGTBI, que se celebró ayer viernes, 28 de junio.

Es la primera vez que se muestra la bandera arcoíris en edificios públicos de Écija, lo que muestra “el compromiso de las instituciones locales por crear espacios de respeto a la diversidad”, en palabras de David Ruiz, secretario de Organización de la asociación ecijana Ágape, promotores de esta iniciativa.

Ágape es un joven colectivo local que lleva todo el mes de junio celebrando el Mes del Orgullo, actividades para dar visibilidad a las personas LGTBI en Écija, “un colectivo que lo único que quiere es tener libertad de amar como quiera”, resume Ruiz.

“Todavía tenemos mucho que luchar y que trabajar para acabar con la homofobia, algo nada respetable ni tolerable”, reconoce el secretario de Organización de Ágape. Esta asociación ha llevado a cabo en junio diferentes talleres, cine forum y acciones que culminan con la colocación de la enseña del movimiento LGTBI en edificios públicos de Écija.

La colocación de la bandera arcoíris “no solo es un acto de orgullo, es una acción por la visibilidad y la normalización de la diversidad”, dice Marta Herruzo, miembro de la directiva de Ágape. “Lo que se ve como algo natural es el chiste hacia las personas por su condición sexual, la etiqueta y los estándares de cómo debe comportarse cada sexo en lugar de normalizar la diversidad y naturalizar que las personas puedan amarse y sentirse de la forma que elijan”, concluye.