octubre 21, 2020
El tiempo
Política

El Gobierno local quiere adjudicar en mayo el arreglo del patio de Peñaflor

Hasta el próximo 8 de abril está abierto el plazo para optar al contrato de las obras de restauración y puesta en uso del patio principal del Palacio de Peñaflor. El Gobierno local (PSOE) quiere adjudicarlo en mayo.

Tal y como anunció, el consistorio ha publicado este mes la licitación de las obras, con un presupuesto de salida en torno a 241.000 euros, que se financia con cargo al 1’5% Cultural del Ministerio de Fomento. Está previsto que la mesa de contratación se reúna cuatro días después de cerrado el plazo de presentación de ofertas, el 12 de abril.

El concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez, anima a las empresas ecijanas a que presenten sus ofertas. “Pueden optar igual que cualquier otra empresa a estas obras”, asegura el edil, “y nos gustaría que tuviesen a bien hacerlo, ya que es una obra pública, local, que todos queremos que se realice con las mejores manos, y las ecijanas son las que mejor conocen la situación” del Palacio de Peñaflor, opina.

Los pliegos de condiciones técnicas y administrativas van a estar publicados en el perfil del contratante durante los veinte días legalmente establecidos. El 12 de abril se abrirán las ofertas presentadas y se decidirá cuál es la más ventajosa, “con vistas a que en mayo quede la obra adjudicada y se puedan firmar los contratos de arranque de la obra”, señala Sergio Gómez.

Si se cumplen los cálculos municipales, la obra, de unos seis meses de duración, podría estar terminada a finales de este mismo año. La intervención consiste sobre todo en levantar el patio principal de Peñaflor, de ladrillo macizo típico ecijano, que será repuesto con las mismas características.

La obra busca la consolidación estructural del patio, la recuperación de los forjados de las galerías y de una zona de acceso fundamental para continuar los trabajos sobre los revestimientos, los artesonados de las galerías y la reposición de pavimentos.

También está previsto el tratamiento de elementos singulares como columnas de piedra, mármoles y elementos de la fuente central para asegurar su estabilidad y la depuración de las alteraciones y deterioros que las diferentes actuaciones han ocasionado en los valores del inmueble.