marzo 25, 2019
El tiempo
Política

En marzo sale a concurso el arreglo del patio del Palacio de Peñaflor

El Ayuntamiento de Écija ha aprobado el proyecto de restauración y puesta en uso del patio principal del Palacio de Peñaflor. También los pliegos de licitación para poder sacar la obra a contratación la primera semana de marzo y poder adjudicarla en el mes de abril.

Si se cumplen los cálculos municipales, la obra, de unos seis meses de duración, podría empezar en el mes de mayo y el emblemático palacio ecijano de los balcones largos estrenaría un patio renovado en este mismo año.

La intervención se llevará a cabo con cargo al 1,5% Cultural del Ministerio de Fomento, y tiene un presupuesto de salida de 241.000 euros. De esta cantidad, el Estado aporta la mayor parte – alrededor de 163.000 euros – mientras que el Ayuntamiento astigitano pone algo menos del 40% del total, en torno a 78.000 euros.

Con ese dinero se va a llevar a cabo la segunda fase del proyecto de recuperación del Palacio de Peñaflor, en el que ya se invirtió alrededor de un millón de euros para restaurar la portada monumental, el acceso, el patio apeadero y las caballerizas. Con esta nueva fase de obras se va a ganar un nuevo espacio dentro del palacio, catalogado como Bien de Interés Cultural (BIC) y uno de los emblemas del patrimonio histórico-artístico local.

El patio principal es “un elemento que va a vertebrar toda la actividad del palacio”, enfatiza el concejal de Gestión del Espacio Urbano, Sergio Gómez. “Todas las cuestiones turísticas, culturales, de eventos que se puedan hacer en el palacio tienen un eje conductor que es el patio, al que dan estancias como la contaduría, el salón de actos, la antigua biblioteca… salones que se pueden musealizar, que formarán parte de nuevos proyectos, pero que este patio ya habilita la posibilidad de que se puedan realizar multitud de eventos”.

Según Gómez, se va a intervenir sobre el piso del patio, sobre las cornucopias, paneles marmóreos, artesonados, rejerías, columnas…, pero sobre todo se va a levantar el patio, de ladrillo macizo típico ecijano, que será repuesto con las mismas características, “ya que en Écija tenemos fabricantes de este tipo de ladrillos” y el actual suelo “carece de valor histórico, es un empastado de años anteriores”.

También es importante la colocación de instalaciones. “Es lo que mayor inversión se lleva”, apunta ya que “todas las canalizaciones necesarias de telecomunicaciones quedarán ya instaladas bajo la piedra del patio, de manera que, cuando haya un evento, los equipos solo tengan que conectarse sin necesidad de tirar cables por balcones, fachadas o columnas, que al final lo que hacen es afear”.

También se van a atajar problemas de patógenos, humedad y óxidos, y se va a restaurar la fuente del patio y el pasillo que llevaba a los antiguos aseos y al patio que da acceso a la calle Torcal – en la trasera del edificio – “porque tendremos que tener unos aseos disponibles si queremos realizar eventos” en el palacio.