noviembre 22, 2019
El tiempo
Política

Quieren que la Junta rescinda el contrato con Dragados por la obra de la Casa Consistorial

El Ayuntamiento de Écija quiere que la Junta de Andalucía rescinda el contrato con Dragados “ante el incumplimiento del contrato de ejecución de la obra de reforma de la Casa Consistorial”. Más de un año después de iniciada la obra, no hay ejecutado ni un 5% del total, según el Gobierno local (PSOE).

Las obras empezaron en julio de 2017, tienen un plazo de ejecución de 26 meses y deberían estar finalizadas para septiembre de 2019. Sin embargo, Dragados – que se adjudicó el contrato con una rebaja de 1,5 millones sobre el presupuesto de salida – solamente ha presentado una certificación de obras por menos de 30.000 euros, según el alcalde, David García Ostos.

“Dragados no quiere hacer la obra del Ayuntamiento”, afirma el alcalde, que acusa a la multinacional de estar “perjudicando la vida de la ciudad”. Además de haber afectado al entorno monumental de la Plaza de España, el Salón, al que se abre la fachada principal de la Casa Consistorial, y de provocar cambios en la Semana Santa del año pasado, la obra paralizada condiciona inversiones públicas, según el primer edil ecijano.

García Ostos señala que el Ayuntamiento debía trasladarse antes de final de 2019 a su ubicación tradicional, una vez terminada la obra, “y vamos a tener que seguir pagando un alquiler, además del grave menoscabo en las posibilidades de inversión del Ayuntamiento”. El consistorio paga alrededor de 1.500 euros mensuales por las dependencias de la calle San Francisco a las que tuvo que trasladar parte de los servicios municipales, un dinero que esperaba ahorrar con la reconstrucción de la Casa Consistorial.

“Si este contrato dependiera del Ayuntamiento hay motivos suficientes para la rescisión unilateral por incumplimiento de contrato y sacar nueva contratación”, enfatiza García Ostos, “y los servicios jurídicos de la Junta tendrán que ver cómo se actúa”.

El primer edil acusa a Dragados de “chantaje” y de “meter presión para firmar un modificado para coger más dinero” y avisa que si finalmente la Junta de Andalucía rescinde el contrato con la adjudicataria “Dragados tendrá que pagar a la corporación por todo el daño que se ha hecho”.