abril 14, 2021
El tiempo
Política

Guerra de comunicados entre CSI-F y Subdelegación del Gobierno

La delegación de CSI-F en el Ayuntamiento de Écija ha contestado con un nuevo comunicado a la nota de la Subdelegación del Gobierno en Sevilla, que acusaba al sindicato de mentir acerca de una supuesta falta de agentes de la Policía Nacional, que obligaba a los policías municipales a atender servicios que no eran de su competencia.

En esta guerra de comunicados, CSI-F insiste en que en muchas ocasiones, la Policía Nacional manifiesta no tener patrulla disponible cuando son requeridos para algún servicio de su competencia, hechos “contrastables con las anotaciones que se hacen el parte diario de servicio”.

El sindicato afirma que “en los últimos cuatro meses han sido más de una veintena de actuaciones las que han derivado a la policía local por no poder será atendidas” por el Cuerpo Nacional de Policía, lo que obliga a los policías municipales a atenderlos “y, por lo tanto, los de competencia municipal que son demandados por la ciudadanía hay ocasiones que no se pueden ni tan siquiera atender y en otras se atiende con bastante tardanza, con el consiguiente perjuicio para el ciudadano”.

La CSI-F matiza que el clima de colaboración entre ambos cuerpos es “algo normal desde siempre”, y acusa a la Subdelegación del Gobierno en Sevilla de intentar desacreditarles “con medias verdades, algo que desde el sindicato no se entiende, cuando su máximo responsable ha sido alcalde de Écija y representante sindical de este sindicato durante muchos años, además de sabedor de las deficiencias existentes en el cuerpo”, afirman, en alusión al subdelegado del Gobierno en Sevilla, Ricardo Gil-Toresano.

Al ex alcalde de Écija, la CSI-F también le pide que medie para que se pueda ampliar la plantilla de Policía Local de Écija, en la actualidad de 45 agentes, para poder alcanzar unos mínimos y garantizar la ratio recomendada por la UE, que es de dos policías por cada mil habitantes, por lo que “habría que aumentar la plantilla hasta en 40 agentes más”, concluye el sindicato.